Encarni tenía 52 años y falleció en el Hospital de Basurto, en Bilbao. Tras seis días ingresada, su cuerpo no resistía al Coronavirus. Una enfermedad de la que se contagió en el hospital de Galdácano, haciendo lo que mejor se le daba: cuidar de los demás.

Su pérdida ha causado gran conmoción, sobre todo en Galdácano, donde los compañeros estaban muy afectados. Al parecer, la enfermedad progresó muy rápido y su estado se agravó el miércoles por la mañana de manera irreversible.

Encarni era una persona «discreta, muy buena compañera», la define una persona que trabajó con ella. «Era reservada con su vida privada. Le gustaba viajar y le preocupaban cosas como el cambio climático o los animales».

La enfermera trabajaba en la unidad donde son tratados los pacientes con problemas respiratorios. Con anterioridad había estado destinada en Cruces, en el área de Oncología. En los primeros días de este mes, Encarni había atendido al hombre de 82 años que se convirtió en el primer fallecido por el COVID-19 en el País Vasco.

El hombre, que no había mantenido contacto con ninguna persona de Italia o China, perdió la vida en Galdácano el pasado día 4, donde había ingresado por una neumonía. Tras su fallecimiento, los análisis médicos revelaron que la dolencia pulmonar había sido provocada por el coronavirus.

Después de que el lehendakari confirmara la noticia, los homenajes espontáneos comenzaron por todo Euskadi y se extendieron por toda España. A las 21 horas, miles de balcones se llenaban con velas en honor de Encarni, y el aplauso de solidaridad de las ocho de la tarde tuvo una especial dedicatoria para ella.

Ya esta mañana, sus compañeros del hospital de Galdácano le han rendido un sentido aplauso en su honor. Todos se mostraban «desolados» ante la pérdida de «una gran profesional y una persona muy querida». Con 52 años, Encarni no presentaba ninguna patología previa.

Por ello, Mari Cruz Gutiérrez, Delegada de Prevención del Hospital de Galdácano hacía un llamamiento para mejorar los equipos de protección para los sanitarios. Afirma que si no se traen «de China o de donde sea» los sanitarios van a comenzar «a caer uno a uno» en todos los hospitales del país.

En los últimos días estamos viendo constantes peticiones de material por parte del personal médico que se está enfrentando a la crisis. Mascarillas, batas de un solo uso, guantes y alcohol son los elementos más necesitados en los centros sanitarios.