El secretario de Estado español para la Unión Europea, Luis Marco Aguiriano, dijo este martes que a Madrid no le preocupa tanto la «duración» de una hipotética prórroga del «brexit» para el Reino Unido como los argumentos y la hoja de ruta que proponga Londres en caso de solicitarla.

«No es una cuestión de duración, es una cuestión de saber para qué, con qué plan, con qué modelo, con quién…», declaró Aguiriano a la prensa tras reunirse con sus homólogos europeos en Bruselas.

Agregó que en esa reunión se dijo que la primera ministra británica, Theresa May, enviaría a Bruselas «noche o mañana» una carta solicitando esa extensión para que el Reino Unido no quede automáticamente fuera de la Unión el próximo 30 de marzo.

«La señora May tiene incluso diez días para convencer a su Parlamento», dijo Aguiriano.

En ese sentido, comentó que «fuentes británicas muy solventes» han explicado a los responsables de Asuntos Europeos de los Estados miembros que «hay métodos parlamentarios, reglamentarios y jurídicos para responder a las preocupaciones del ‘speaker'(presidente)» del Parlamento británico, John Bercow, quien ha rechazado que se vuelva a votar, por tercera vez, el mismo acuerdo.

El responsable español dio por hecho que si el Parlamento británico aprobara el acuerdo de salida antes del 29 de marzo habría «consenso» entre los Veintisiete para aprobar por unanimidad «una prórroga técnica por motivos legislativos de adaptación o de ratificación que no les obliga a presentarse al Parlamento Europeo».

Más allá de esa duración, el horizonte es menos claro porque «si se presentan al Parlamento Europeo (que celebra elecciones entre los próximos 23 y 26 mayo) y tiene parlamentarios un país que lleva intentado salir desde hace dos años y medio pues… parece un poco paradójico».

Eso son los elementos que tendrán que «valorar» los líderes en la cumbre de los próximos jueves y viernes, reunidos en Bruselas en Consejo Europeo, dijo.

«Veremos qué tipo de prórroga nos pide y en función de su petición los Veintisiete jefes de Estado y de Gobierno analizarán juntos qué conviene hacer y cuáles son los motivos claros, los objetivos definidos, argumentados, y el calendario de la prórroga que se va a pedir, aparentemente», dijo.

«La pelota sigue estando, como dijo (el ministro de Asuntos Exteriores, Josep) Borrell ayer, en el tejado del Gobierno británico y de Westminster y en cuanto tengamos la carga podremos decir más», agregó.

Añadió que «la UE se ha mantenido durante más de dos años muy unida en este proceso» y «va a seguir así».