España asegura estar teniendo una posición «constructiva» en la negociación sobre la prórroga del Brexit que ha pedido la ‘premier’ británica, Theresa May, pero no da pistas sobre la posición que está tomando en esta negociación del Consejo Europeo, que está siendo más hermética de lo habitual.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, llegó este jueves a Bruselas, a la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno, con la misma exigencia que lleva exponiendo en los últimos días, la de que May concrete las razones por las que pide dicha prórroga.

Así lo apuntó Sánchez en declaraciones a los periodistas a su llegada a Bruselas antes de escuchar la petición por boca de la propia May en esta cumbre, y antes de que comenzara la discusión de los Veintisiete para tratar de consensuar su respuesta.

Tras cinco horas de deliberaciones, fuentes del Gobierno español se limitaron esta noche a subrayar que la actitud de Pedro Sánchez está siendo «constructiva», como lo es su empeño en que de esta cumbre salga una solución que permita la salida ordenada del Reino Unido de la UE.

Pero no quisieron avanzar qué posiciones está tomando Sánchez en esta negociación que sigue abierta, con múltiples posibilidades encima de la mesa.

Pedro Sánchez lleva días subrayando que May tenía que concretar en la reunión de este jueves para qué quería la prórroga que ha pedido porque, como apuntó esta semana durante una conferencia, «no se puede avanzar haciendo círculos».

A su llegada a la cumbre, el presidente del Gobierno insistió en que Theresa May debía dar cuenta con todo detalle de las razones de su petición.

Y advirtió asimismo de que la primera ministra británica tenía que aclarar la posición de Londres ante los comicios europeos.

«Si quiere participar -en esas elecciones- podemos hablar lógicamente de distintos escenarios», añadió Sánchez.

Se trataba, en conclusión, de que May diera «exactamente» su posición para que los Veintisiete pudiesen tomar una decisión, apuntaba el presidente del Gobierno español. Pero dicha decisión sigue sin consensuarse.

Es tal el hermetismo de esta cumbre que desde Moncloa no quisieron dar detalle alguno de los argumentos que está dando Sánchez durante las discusiones.

Insisten en que está todo abierto. Incluso las distintas fechas para la prórroga que se han barajado durante la jornada, no solo el 30 de junio que pedía May sino también otras como el 7 y el 22 de mayo.

Tampoco se descarta que pueda ser una prórroga muy corta, hasta el 11 de abril, la fecha que esta tarde defendía el presidente del parlamento Europeo, Antonio Tajani, por ser el último día que tiene Reino Unido para convocar las elecciones europeas.

Esta semana, en Moncloa admitían que una salida del Reino Unido sin acuerdo sigue siendo una posibilidad real, aunque esta noche se ponía el énfasis en la preocupación de España por que la salida del Reino Unido sea lo menos abrupta posible.

Y aunque las negociaciones estén siendo complicadas, destacaron que eso demuestra que los Veintisiete quieren llegar hoy mismo a una solución y no prolongar más la decisión sobre la prórroga que ha pedido May.

En el Gobierno recuerdan la posición que Sánchez ha mostrado en todo este proceso como europeísta convencido que es, lamentando la marcha del Reino Unido pero defendiendo que Europa continúe su proceso de integración.

Y se insiste en el mensaje de tranquilidad a la ciudadanía. El Gobierno ha aprobado ya un Real Decreto Ley con las medidas de contingencia en caso de un Brexit sin acuerdo que ahora tiene que convalidar el Congreso.

DEJA UNA RESPUESTA