El Gobierno español ha insistido hoy en la necesidad de que se celebren cuanto antes elecciones en Venezuela, tras la decisión de la Contraloría General -equivalente al Tribunal de Cuentas- de inhabilitar a Juan Guaidó durante 15 años para ejercer cargos públicos.

La vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, ha remarcado que España reconoció a Guaidó como presidente interino, al igual que más de 50 países, «sabiendo que la salida tienen que ser unas elecciones libres y garantistas para permitir a los venezolanos que encuentren su camino de manera pacífica».

Como Gobierno, ha dicho Calvo, «hemos fijado nuestra posición desde el primer momento y queremos ir de manera conjunta con la Unión Europea para respetar un país que tiene que encontrar sus propias vías».