Eldiario.es


«La retirada de uno de los firmantes del Plan de Acción Global y Conjunto, firmado en 2015 y endosado de forma unánime por el Consejo de Seguridad, no exime a Irán de su cumplimiento», ha asegurado, en un comunicado, el Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación.

El Gobierno que preside Pedro Sánchez ha emplazado a las autoridades iraníes a reducir los niveles de uranio enriquecido «a los permitidos por el acuerdo» y ha asegurado que España está trabajando con sus socios de la Unión Europea para «facilitar los intercambios comerciales legítimos con la República Islámica de Irán» y para «mantener así los términos del acuerdo nuclear».

El acuerdo, a juicio del Ejecutivo español, «sigue siendo una contribución muy importante al régimen de no proliferación y a la estabilidad regional».

El mensaje del Gobierno español llega horas después de que Francia, Reino Unido, Alemania y la Unión Europea expresaran el martes su «gran preocupación» por el anuncio de que la República Islámica ha sobrepasado el límite de uranio enriquecido que podía acumular según el acuerdo nuclear de 2015.

En un comunicado conjunto, los ministros de Exteriores de los tres países europeos firmantes del acuerdo y la oficina de la Alta Representante de Política Exterior y de Seguridad Común de la UE, Federica Mogherini, recalcaron que «han sido consistentes y claros en el hecho de que su compromiso con el pacto depende de un total cumplimiento del mismo por parte de Irán».

«Lamentamos esta decisión de Irán, que pone en duda un instrumento esencial para la no proliferación nuclear», aseguraron, antes de pedir a Teherán que «dé marcha atrás en este paso y evite nuevas medidas que socaven el acuerdo nuclear».

El Gobierno de Irán superó el lunes el límite de reservas de uranio poco enriquecido que contemplaba el acuerdo nuclear, fijado en 300 kilogramos, tal y como confirmaron Teherán y la Agencia Internacional para la Energía Atómica (AIEA).

Posteriormente, el ministro de Exteriores iraní, Mohamad Yavad Zarif, subrayó que su país no ha incumplido el acuerdo y expresó la disposición de su Gobierno a dar marcha atrás en cuanto las demás partes cumplan sus compromisos.

Ver en Eldiario.es