España vendió a Marruecos el pasado año armas por un valor total de 12,5 millones de euros. Las ventas, todas para sus Fuerzas Armadas, se repartieron entre granadas de mortero, explosivos, detonadores o recambios para vehículos y aeronaves.

Así consta en el informe sobre exportaciones de material de defensa y doble uso del año 2020, que la Secretaría de Estado de Comercio ha remitido al Congreso. En total, el pasado año las exportaciones de armamento sumaron 3.622,4 millones, un 10,4% menos que en 2019.

Entre los clientes de la industria española de defensa se encuentra Marruecos. Entre los años 2016 y 2019, las ventas a su Ejército fueron de unos 80 millones de euros, según los últimos informes. En el año 2020, las exportaciones fueron de 12,5 millones, lo que puesto en contexto apenas supone un 0,34% del total exportado.

Rearmando a Marruecos

De esta forma, España está rearmando a Marruecos en plena ofensiva sobre el Sáhara Occidental ocupado, antigua colonia española, que el país norteafricano invadió militarmente en 1975 tras la »Marcha Verde» y cuya soberanía rechaza la ONU y la Comunidad Internacional, en su conjunto.

Los datos oficiales del 2019 del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio de España, revelan que Marruecos hizo una compra por valor de 80 millones de euros en material militar español.

Arabia Saudí

Fuera de la Alianza, España también vendió material de defensa a Arabia Saudí en 2020 por un importe total de 48,3 millones, más del doble de los 23,5 millones del año anterior Estas exportaciones son siempre objeto de polémica política, incluso entre PSOE y Podemos, debido a la implicación de Arabia Saudí en la guerra de Yemen.

Las exportaciones en este caso fueron de pistolas y munición para tiro deportivo, granadas de mortero completas, morteros y sistema de observación avanzado destinados a la vigilancia de fronteras, disparos fumígenos, minas lapa, lanchas rápidas para el transporte de tropas, plataformas estabilizadoras multipropósito, partes, piezas y repuestos para aviones de reabastecimiento en vuelo y aviones de transporte de fabricación española, repuestos para aviones de combate derivados de un programa de cooperación europeo y UAV no armados.

También se realizaron exportaciones a Emiratos Árabes Unidos por 27,7 millones en piezas de pistolas, granadas de mortero o repuestos de aviones; por 11,9 millones a Argelia o por 874.050 euros a Irak en bombas de aviación. Por su parte, a Israel se exportaron cuerpos de bombas para prácticas o equipos de visión nocturna por valor de 477.288 euros.

Fuentes: Agencias, El confidencial Saharaui, Contrainformación

DEJA UNA RESPUESTA