El vicesecretario de Relaciones Internacionales de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, ha contestado este martes en Ávila al expresidente del Gobierno José María Aznar que no recibe lecciones de quien «se entregó a los separatistas» y «eligió» a Mariano Rajoy como líder del PP.

Estas declaraciones se han producido en el marco de un mitin que se ha celebrado en un auditorio repleto, ante unas 500 personas, en el Centro de Congresos y Exposiciones Lienzo Norte, de la capital abulense, donde se han escuchado temas de Manolo Escobar, José Manuel Soto y Cecilia, para terminar con el himno nacional.

El acto ha estado protagonizado por la presidenta de VOX en Madrid y portavoz del Comité Electoral del partido, Rocío Monasterio, y por Espinosa de los Monteros, acompañados por Georgina Trías, candidata al Congreso por la provincia de Ávila.

En su intervención, el vicesecretario de Relaciones Internacionales de Vox ha dicho: «Ya se acabó la derechita cobarde, por mucho que algunos nos digan que les miremos a los ojitos y se lo digamos».

De esta manera, se ha referido a la frase en la que José María Aznar señaló: «A mí, mirándome a la cara, nadie me habla de una derechita cobarde».

En este contexto, y tras insistir en esa definición, Iván Espinosa de los Monteros ha imitado el tono de Aznar sobre el escenario, para decir entre aplausos: «¿Pero quién te ha dicho a ti que yo quiero que tú me digas a mí que te mire a los ojitos?».

«O sea, el que se entregó a los separatistas; o sea, el que eligió a -Mariano- Rajoy como líder ¿nos va a dar lecciones a nosotros ahora? ¡Que no!», ha argumentado Espinosa de los Monteros dirigiéndose al ex presidente del Gobierno y del PP.

En este sentido, el dirigente de Vox ha continuado lamentando que haya «legados que envejezcan tan mal», ya que a su juicio «hay cosas que hace 8 o 15 años no parecían tan mal, pero que con el tiempo van envejeciendo mal».

«Comprendo que para algunos es muy difícil salir del foco mediático, pero les pediría a algunos que han tenido altas responsabilidades y que han hecho cosas bien también, que tengan un poco de sentido de Estado ahora y que no nos den lecciones con todo lo que se han equivocado», ha argumentado al respecto.

Asimismo, el vicesecretario de Relaciones Internacionales de Vox ha pedido a esos mismos que «tengan un poco de dignidad y preserven mejor su legado».

En este sentido, les ha recomendado que «no lo expongan -el legado-, porque si lo abrimos y lo analizamos de verdad y nos ponemos a criticarlo, a lo mejor ese legado es todavía peor de lo que se piensa ahora».

Al margen de estas referencias a José María Aznar, Iván Espinosa de los Monteros ha calificado de «infame» el «bombardeo» al que a su juicio someten a Vox «casi todos los medios de comunicación».

Asimismo, ha augurado que su partido va a «gobernar», aunque para ello tendrán que recibir «el apoyo de otros», de ahí que haya considerado este momento un «punto de inflexión» después de «décadas de declive».

Previamente ha intervenido la presidenta de VOX en Madrid y portavoz del Comité Electoral del partido, Rocío Monasterio, quien ha asegurado que «Vox va a ser el voto más útil para defender España y la libertad».

Asimismo, ha definido a Vox como «un gran movimiento al servicio de España», entre cuyos objetivos ha situado «terminar con la deriva que empezó con -José Luis Rodríguez- Zapatero» y después «consolidó el PP».

«Venimos a hacer frente a los que quieren romper España», ha añadido Monasterio, quien ha criticado la «ciénaga de la política española», en referencia a los diferentes casos de corrupción.