El cabeza de lista de PNV por Vizcaya, Aitor Esteban, ha llamado a votar al PNV para poder tener «una voz propia» en Madrid ante las «tormentas y aires recentralizadores que vienen». Asimismo, ha afirmado que aprovecharán «cualquier posibilidad» para defender y aumentar el autogobierno «luchando por una Euskadi cada día más libre».

En Tolosa, con motivo del EGI Eguna (Día de las Juventudes del PNV), el cabeza de lista por Vizcaya, Esteban ha afirmado que hay «grandes retos en Madrid» y hay que «estar allí para velar por los intereses vascos».

«Si no está el PNV nadie va a llevar los intereses vascos a debate en el Congreso. Euskadi necesita una voz propia que no se sumerja bajo el mando de una fuerza política estatal y que sea realmente capaz de lograr acuerdos y encontrar soluciones más allá de los eslóganes de algunos. Lo hemos demostrado y lo volveremos a hacer», ha apuntado.

«AIRES RECENTRALIZADORES»

El dirigente jeltzale ha asegurado que está en la «historia» del PNV «dialogar, negociar, pactar» y cree que ese «es el camino, día a día». «Pueden avecinarse tormentas pero nadie nos apartará de nuestro rumbo. Aprovecharemos cualquier posibilidad para mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos y defender y aumentar el autogobierno frente a los aires recentralizadores que vienen de Madrid. Luchando por una Euskadi cada día más libre», ha añadido.

En su discurso, Esteban ha recordado sus tiempos en las Juventudes del PNV en plena transición, cuando había gente que «despreciaba al PNV» y muchos jóvenes «abrazaron el totalitarismo y la violencia» y «apoyaron la extorsión, la destrucción de la propiedad pública y el amedrentamiento de quienes no pensaban como ellos».

«El Estatuto de Gernika era una bagatela. Y también el Concierto Económico. Ellos eran el futuro y nosotros el pasado. La independencia y el socialismo iban a venir al día siguiente por la mañana. Y, para lograrlo, los fines justificaban los medios. Ahora esos mismos tienen amnesia», ha añadido.

En este sentido, ha afirmado que los derechos humanos y la democracia están «por encima de cualquier otra idea que podamos amar», porque, sin ellos, «nuestro país no sería el que queremos». «Sería una nación sin alma. No vale todo para conseguir lo que anhelas», ha apuntado.

Esteban ha añadido que la independencia «no viene de un día para otro» y «las cosas no suceden de un día para otro». «Menos aún un cambio en la sociedad, en la vida de un pueblo. Somos un pueblo dividido por fronteras estatales y administrativas. Hasta hace pocas décadas el norte y el sur se han estado dando la espalda. Hasta la lengua que nos impusieron a unos y a otros es diferente. ¡Y qué compleja la sociedad navarra! Nuestros conciudadanos tienen sensibilidades de pertenencia muy diferentes. Y hay que respetar todas, como exigimos que se respete la nuestra», ha apuntado.

El candidato jeltzale ha afirmado que las sociedades «cambian poco a poco» y lo hacen «por voluntad propia, por convencimiento mayoritario», pero «no por imposición».

En su discurso, ha destacado que, «de la nada», Euskadi se ha convertido «en un referente» no sólo en el Estado sino también en Europa y, en este sentido, ha subrayado que el riesgo de pobreza grave es en Euskadi de un 4,9% frente a un 6,24% en la UE y un «tremendo» 10,7% del Estado español o que el índice GINI, que mide el nivel de desigualdad de ingresos entre ciudadanos es en Euskadi un 25,8%, mientras que la media de la UE está en un 30,8%, superado por el Estado español con un 34,5%.

«Hemos creado, el PNV, una renta de garantía de ingresos modélica y solidaria. Tenemos sistema público de salud de calidad, incomparable al de otras zonas del Estado, una industria competitiva y en evolución. Somos una sociedad moderna a la que muchos miran como referente y otros con envidia», ha añadido.

Por ello, ha trasladadado a los jóvenes que pueden «sentirse orgullosos» del PNV» y les ha animado a comprometerse en «la construcción de la nación vasca porque «el futuro lo determinamos entre todos» y porque «el país depende de la implicación de la juventud vasca en la política, en la cultura, en el trabajo, en las tareas solidarias».

«Los jóvenes vascos pueden sentirse orgullosas del PNV. De tener un partido que ha sabido apostar por este país y lo ha hecho crecer. Lo ha hecho ser cada día más nación. Una nación abierta al mundo, cada día más justa y solidaria. Os aseguro que sin el PNV liderando este país, no seríamos lo que ya somos, ni en sentimiento, ni en autogobierno, ni en derechos sociales. El país lo hacéis vosotros. El futuro lo determinamos entre todos», ha manifestado.

Por último, Esteban ha querido mencionar a la generación de Jesús Insausti, «Uzturre», presidente del EBB de EAJ-PNV en 1985 y que ha calificado como una generación «impresionante, entregada, ejemplar», que «sufrieron lo indecible» y, cuyos dirigentes, «pudiendo haberse exiliado, se quedaron y lograron resurgir al PNV tras la Dictadura». Esteban ha compartido que estos hombres y mujeres fueron el motivo por el que ingresó en política con 16 años.