Organizada por varias organizaciones, se ha lanzado en estos días la campaña #EstoLoPagasTÚ, que denuncia la inversión de fondos públicos en la tauromaquia en unos momentos de gran necesidad de ayudas sociales y a la economía. El vídeo de la campaña fue recogido y difundido por numerosas plataformas de derechos sociales y de los animales de todo el país.

La campaña, que incluye una recogida de firmas, se basa en la información recogida en la página http://estolopagastu.info que expone, con sus fuentes correspondientes, las cuantiosas subvenciones que la industria taurina recibe de Europa, Ministerios de Cultura, Fomento y Agricultura, Comunidades Autónomas, Diputaciones y Ayuntamientos así como casos de corrupción relacionadas con las mismas.

Como ejemplos de subvenciones europeas destacan la ganadería El Serrano que ha recibido más de 25 millones de euros del Programa Agrario Común (PAC) desde 2003 o Victorino Martín que ha recibido 1.474.997€, los toreros el Juli y Joselito, con 1.280.127€ y 1.226.957€ de subvenciones europeas. Estos datos recogidos por AVATMA de datos publicados por instituciones europeas y españolas se resumen que el 31,6% de los ingresos de las ganaderías de lidia proceden de la PAC y sin ellos estas serían inviables, según señala el estudio del ingeniero Buxadé, 2012.

Destacan a nivel autonómico el caso de la Comunidad de Madrid, donde el Ayuntamiento de Almeida ha destinado un millón de euros a la Escuela de Tauromaquia donde menores de edad maltratarán becerros y novillos en contra de lo que señala el Comité de los Derechos del Niño de la ONU que ha instado a España a proteger a los menores de 18 años de la violencia de la tauromaquia.

Ayuso y Almeida: 10 millones de euros a la tauromaquia

Por su parte, Ayuso ha añadido al presupuesto ordinario de más de 4 millones de euros a la tauromaquia, ayudas extraordinarias por el Covid-19 de otros 4,5 millones de euros y otro millón para la celebración de 18 festejos en los próximos meses. En total, entre Comunidad y Ayuntamiento dedicarán más de 10 millones de euros a la industria taurina.

Sorprende como agravio comparativo, que, en referencia a las ayudas por la pandemia, mientras a 64 ganaderías de lidia destinan 4,5 millones de euros, a 1.400 ganaderías de carne de vacuno destinen solo 1,2 millones de euros. De la misma manera, mientras que al total de las artes escénicas se dedican 4,2 millones de euros, a la tauromaquia sola se le destinan 4,5 millones.

Los organizadores de la campaña justifican estas ayudas en base a una relación sospechosa de corrupción entre taurinos y políticos y remiten a las distintas tramas de corrupción en las que los implicados suelen tener siempre una relación directa con la tauromaquia. Así nombran por ejemplo, dentro de la trama Gürtel, el hecho de que Carlos Fabra pagase entradas a los toros con dinero de servicios sociales; dentro de la operación Malaya, la relación entre la gestión de las Ventas con pagos en negro y el blanqueo del dinero de Juan Roca; en la Púnica señalan al imputado Salvador Victoria, presidente del Centro de Asuntos Taurinos con Esperanza Aguirre, Emilio Esteban colocado como asesor de las ventas y también imputado o Alberto Ruíz Gallardón creador del Centro de Asuntos Taurinos e imputado por el caso Lezo. Un caso muy significativo es el caso de la esposa de Arias Cañete, ex ministro de Agricultura con el PP, y comisario Europeo de Energía y Cambio Climático, Micaela Domecq, ganadera de toro de lidia, que aparecía en los Papeles de Panamá, recibió unos 6 millones de euros de la PAC, que se suman a las ayudas recibidas nacionalmente.

En la página web de la campaña también recogen datos sobre la situación actual de la tauromaquia. Ya antes de la pandemia, las corridas de toros caen un 63,4% desde 2007 (Mo Cultura, 2019) y publican datos como que el 78% está en contra de las subvenciones a la tauromaquia (YouGov, 2018), el 84% de los jóvenes no se sienten orgullosos de vivir en un país donde las corridas de toros sean una tradición (Ipsos Mori, 2015) o que solo el 5,9% de la población acudió a una corrida de toros, novillos o rejones (Mo Cultura, 2019).

La campaña apoyada por organizaciones como La Tortura No Es Cultura, AVATMA, Gladiadores por la Paz, AACME y Marea Antitaurina, tuvo una enorme respuesta en redes, donde numerosos ciudadanos y ciudadanas participaron enviando sus fotos y vídeo con el cartel de campaña “EstoLoPagasTú”.

Marta Esteban Miñano, presidenta de la Plataforma La Tortura No Es Cultura ha señalado que “En los tiempos que corren, destinar dinero público a la tauromaquia es malgastar el dinero de los españoles y españolas cuando más se necesita. Se trata de un negocio cruel y en decadencia e invertir en él es como invertir en máquinas de escribir. La mejor ayuda a las familias que viven de la tauromaquia es un Plan de Reconversión a una actividad no cruenta. Exigimos el fin de todas las ayudas públicas a la tauromaquia”.

Jose Enrique Zaldívar, presidente de AVATMA asevera: “El final de la Tauromaquia, pasa por la retirada de cualquier tipo de subvención pública a esta actividad de maltrato animal, por la eliminación de su calificación como Patrimonio Cultural, y por su vuelta al Ministerio del Interior, del que nunca debió salir.”

Carmen Patricia Almonacid, de Gladiadores por la Paz afirma: «Desde Gladiadores por la Paz seguiremos luchando por el fin de las subvenciones públicas a la tauromaquia hasta la abolición de esta actividad cruel y anacrónica.»

DEJA UNA RESPUESTA