Cuatro chicas jóvenes que pidieron un coche de Cabify para regresar a casa la noche del pasado sábado en Alicante. Hoy se recuperan de las lesiones sufridas por la conducción negligente de un conductor, que empotró el vehículo en una rotonda tras ponerlo a un velocidad inapropiada, según informa el diario ‘Información’.

Todo iba normal en el trayecto, explican, hasta llegar al destino. «Le dijimos dónde nos tenía que parar y a partir de ahí ya no nos explicamos qué pudo pasar por su cabeza», prosigue Clara Garrido, una de las ocupantes y la encargada de pedir el vehículo de Cabify, que hoy se recupera de la rotura de una costilla, de una fisura en un dedo y de contusiones por todo el cuerpo. Sus compañeras también sufren policontusiones provocadas por el accidente.

«Cuando le indicamos dónde tenía que dejarnos, empezó a acelerar, sin ninguna explicación. Le empezamos a gritar, que nos parase, pero él siguió adelante, esquivando varios coches, hasta que nos chocamos contra la rotonda del TRAM, volando por encima de las vías», relata Clara, quien explica que hasta entonces el viaje fue normal, a una velocidad aceptable, aunque con una conversación particular: «Durante el trayecto se dedicó a contarnos asuntos de su vida privada, como que se acababa de separar o que había sido su cumpleaños y nadie le había felicitado».

«Nos preguntó cómo íbamos a abonar el trayecto, si con tarjeta o a través de la APP. Y entonces nos comentó algo que, en un primer momento, no le dimos más importancia. Nos dijo: ‘Este viaje os va a salir gratis'», prosigue la afectada, que junto a dos de sus amigas pasó parte de la noche en el hospital.

Al lugar del incidente acudieron agentes de la Policía Local, que investigan el suceso por conducción negligente, según confirman fuentes policiales y que apunta que el conductor dio positivo en la prueba de drogas. Una de las afectadas no oculta su malestar con Cabify: «Al explicarles lo que nos había pasado, nos dijeron que en los próximos tres viajes nos harían un 15% de descuento. Me enfadé mucho. Luego, tras reclamar más, me dijeron que ellos no son responsables, que se limitan a poner en contacto a usuarios y a empresas de transporte de personas».