De acuerdo con los últimos informes oficiales, este jueves, Estados Unidos, el país más afectado por coronavirus del mundo, batió su récord de nuevos contagios de covid-19 con 54.437 nuevos casos. El país contabiliza hasta ahora unas cifras totales de 2.739.092 contagios y 128.742 muertes por covid-19.

Parece que estas cifras todavía hay quien se las toma a broma como varios estudiantes de la ciudad de Tuscaloosa, la séptima ciudad más grande de Alabama, que están organizando «fiestas COVID» para ver quien se contagia antes con el coronavirus.

En estas fiestas, organizadas a propósito, invitan intencionadamente a personas contagiadas con la covid-19. Ponen dinero en un bote e intentan contagiarse, días más tarde el primero que demuestre que se ha contagiado se lleva todo el bote.

Sonya McKinstry, concejala de la ciudad de Tuscaloosa, expresó su preocupación al enterarse de estas fiestas clandestinas y teme que el número de eventos celebrados sea mayor del que creen. “Me pone furiosa el hecho de que algo tan grave y mortal sea tomado de esta forma. No solo es irresponsable, también puedes contraer el virus y llevarlo a casa con tus padres o tus abuelos”, señaló.

Por otra parte, Randy Smith, jefe de bomberos de Tuscaloosa, aseguró que en un principio pensaban que era un rumor y decidieron investigar. «Investigamos un poco. No solo los consultorios médicos lo confirman, sino que el estado confirmó que también tenían la misma información», indicó. Unas horas después de las declaraciones de Smith, el Concejo Municipal aprobó por unanimidad una ordenanza que exige a las personas que se cubran la cara con mascarilla cuando estén en público.

Ramesh Peramsetty, médico local, ha explicado en Tuscaloosa News que los rumores empezaron a circular hace cosa de un mes y había también varios vídeos circulando por redes sociales. Pero a este médico lo que más le llamó la atención fue la reacción de emoción de algunos estudiantes cuando les llamaban para confirmarles el resultado positivo en covid-19 y otros se molestaban al dar negativo.

Según el Departamento de Salud de Alabama, en este estado hay registrados unos 40.000 positivos y han fallecido unas 1.000 personas desde el inicio de la pandemia.