El Parlamento Europeo tiene previsto aprobar este jueves una resolución en la que eleva el tono contra el gobierno de Marruecos y le acusa abiertamente de usar a los migrantes, sobre todo a menores no acompañados, como arma de «presión política» contra un Estado miembro, España.

La «Resolución del Parlamento Europeo sobre el incumplimiento de la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Niño y la utilización de menores por parte de las autoridades marroquíes en la crisis migratoria de Ceuta», promovida por el eurodiputado de Ciudadanos Jordi Cañas, cuenta con el apoyo de los principales grupos políticos de la Eurocámara: populares, socialistas, liberales y verdes europeos.

El presidente de la comisión parlamentaria mixta Marruecos-UE, Chaoui Belassal, ha escrito una carta al presidente de la Eurocámara, David Sassoli, y a un gran número de parlamentarios en la que señala que «los intentos de España de implicar a la UE en un conflicto bilateral, explotando la cuestión de la migración, amenazan con poner en peligro no sólo nuestra larga tradición de cooperación, sino también nuestros compromisos comunes y la cooperación mutuamente beneficiosa de Marruecos con los países europeos y la UE».

Rabat ha amenazado a la Unión Europea de que los compromisos y la cooperación bilateral están en entredicho, si el pleno de la Eurocámara vota una resolución de condena por la utilización de menores de edad en la crisis migratoria en Ceuta como arma política para presionar y chantajer a a España.

En su carta de aviso, el representante marroquí sostiene que «el borrador de resolución es una huida de la realidad de los auténticos problemas, que tienen que ver precisamente con la acogida y hospitalización del jefe del Polisario con una identidad falsa y un falso-auténtico pasaporte diplomático argelino pretextando motivos humanitarios dudosos».

Además, la resolución de la Eurocámara «es una maniobra dirigida a ocultar la realidad de la disputa entre Marruecos y España, que ha buscado desde el principio implicar a los países de la UE en este problema», a juicio de Rabat.

La carta de Belassal finaliza: «Contamos con su comprensión y con la de todos sus colegas europeos para detener estas maniobras, que tienden a dañar la dinámica positiva que caracteriza a las relacones entre Marruecos y la UE (…) Le pedimos que no suscriba el intento de España de instrumentalizar a Europa en apoyo de una agenda bilateral y con el objetivo de persistir en su rechazo de asumir su responsabilidad histórica hacia Marruecos, incluso si eso significa jugarse su credibilidad».

Los autores del proyecto de resolución no creen en las posibilidades de Marruecos de evitar la condena de los eurodiputados. El Grupo Renew Europe tiene 98 escaños en el Parlamento Europeo de un total de 705.

3 Comentarios

  1. «El Parlamento Europeo tiene previsto aprobar este jueves una resolución en la que eleva el tono contra el gobierno de Marruecos y le acusa abiertamente de usar a los migrantes, sobre todo a menores no acompañados, como arma de «presión política»(sic). ¡Magnífico, estupendo y muy de justicia.
    Me gustaría poder leer un día en cualquier medio algo así: «El Parlamento Europeo tiene previsto aprobar este jueves una resolución en la que eleva el tono contra Hamás y le acusa abiertamente de usar a los niños y las mujeres, sobre todo a menores, como arma de «presión terrorista»

DEJA UNA RESPUESTA