Los eurodiputados de Unidas Podemos han remitido un escrito a la Comisión Europea para denunciar la «persecución política» que sufre, a su juicio, la activista Helena Maleno por parte de las autoridades de Marruecos y solicita que se garantice su «protección», así como la reparación de sus derechos tras su deportación.

Así lo trasladan, en una misiva dirigida al vicepresidente de la Comisión Europea Margaritis Schinás, los europarlamentarios Sira Rego, María Eugenia Rodríguez Palop, Idioia Villanueva, Manu Pineda y Ernest Urtasun.

Maleno ha denunciado este lunes que ha sufrido «una deportación violenta y hostigamiento» por su labor en la defensa de los derechos humanos, después de que el pasado 23 de enero le fuera denegada la entrada a Marruecos, país en el que reside con sus hijos desde hace 18 años.

Periodista e investigadora especialista en inmigración y trata de seres humanos, Malena colabora como activista en la ONG ‘Caminando Fronteras’ y es reconocida internacionalmente, principalmente, por su labor alertando a Salvamento Marítimo –por teléfono o redes sociales– de la presencia en el mar de pateras, con el objetivo de que se activen los diferentes protocolos para su rescate.

Spanish human rights defender and journalist Helena Maleno Garzon poses prior a press conference in Madrid on April 12, 2021. – Helena Maleno Garzon is the founder of the Caminando Fronteras collective. Maleno lives in Morocco, where she denounces the violations of Human Rights in the Western European border. (Photo by Gabriel BOUYS / AFP)

PIDEN QUE LA UE REACCIONE A SU CASO

En su escrito, los eurodiputados de Unidas Podemos aseguran que la actividad de Maleno lleva años siendo «criminalizada», poniendo como ejemplo una causa judicial que se le abrió en 2018 luego fue archivada, y que desde abril de 2020 denuncia haber sufrido «37 ataques», incluyendo «escuchas telefónicas, persecución policial y hasta dos asaltos a su vivienda familiar».

Por su parte, recuerdan que la UE ha colaborado «activamente» con la política migratoria marroquí y ha financiado diferentes proyectos relacionados con este área por valor de 343 millones de euros.

«Esta vulneración se enmarca en la situación de constante violación de los derechos humanos que se vive en Marruecos, en el marco de unas políticas migratorias que cuentan con el apoyo de UE», manifiestan en su escrito sobre el caso de Maleno.

Por todo ello, instan a «acabar con el apoyo europeo a las políticas que suponen una violación de los derechos y, como demuestra el caso de Helena Maleno, conllevan «persecución y represión de los activistas de derechos humanos».

A continuación, exigen que la UE no puede seguir siendo «cómplice» de la «persecución política de una defensora de los derechos humanos» y «debe garantizar su protección y reparación de los daños que ha sufrido».

Mientras, el candidato de Unidas Podemos a la Comunidad de Madrid, Pablo Iglesias, ha asegurado que Helena Maleno «ha sido víctima de las cloacas y criminalizada en Marruecos y España por defender los derechos humanos en la frontera sur».

1 Comentario

  1. Sí, la persecución política de activistas de derechos humanos está muy mal. Pero la cuestión de fondo que jamás se menciona es la explosión demográfica de África, cuya población triplicará en 50 años, causando escasez de tierras y de recursos y la degradación de las tierras por excesivo pastoreo y labranza. A esto va unido que los países del África negra son gobernados por élites corruptas y hay muchas luchas interétnicas. Además, ocho de los diez países donde más ha crecido el yihadismo en el mundo están el África negra. Decenas de miles de escuelas han tenido que cerrar sus puertas en el Sáhel. El aumento de la población se debe a los progresos de la medicina occidental, que ha reducido enormemente la mortalidad infantil, pero las mujeres siguen teniendo tantos hijos como antes, y las autoridades se niegan a hablar del tema.
    La izquierda habla mucho de derechos humanos pero se niega tenazmente a mencionar los problemas subyacentes.

DEJA UNA RESPUESTA