Estados Unidos entregó licencias a las empresas petroleras Eni y Repsol, italiana y española respectivamente, para operar en Venezuela. Las compañías empezarán a enviar petróleo venezolano a Europa el próximo mes, para compensar el bloqueado crudo ruso.

«Son pasos leves pero significativos» que dio Estados Unidos al «entregar licencias» a empresas petroleras, como parte de una flexibilización de las sanciones económicas impuestas por Washington, señaló el presidente venezolano Nicolás Maduro.

La petrolera italiana Eni y Repsol, multinacional energética y petroquímica española, comenzarán a enviar petróleo venezolano a Europa el próximo mes para compensar el crudo ruso, reanudando los intercambios de petróleo por deuda que se detuvieron hace dos años cuando Washington intensificó las sanciones a Venezuela.

«Estados Unidos hace una semana dio unos pasos leves pero significativos, al entregar licencias a la estadounidense Chevron, la italiana Eni y la española Repsol para iniciar procesos que lleven a producir gas y petróleo en Venezuela para exportar a sus mercados naturales», dijo Maduro.

El presidente afirmó que «con las decisiones que ha tomado de manera irracional la Unión Europea contra el petróleo y el gas ruso podríamos estar viendo en los próximos meses un petróleo a 150 dólares el barril. Ahora está en 120 dólares con las restricciones que China tomó por el coronavirus, pero apenas China abra completamente las medidas sanitarias y la actividad industrial, económica arranque al 100%, el petróleo pudiera dispararse hasta llegar a 150 dólares”, agregó.

Maduro explicó que “todos estamos siendo afectados por el disparo de los precios del alimento”, razón por la cual consideró contradictorio que aun cuando “tienen expertos en esta materia no les hayan alertado lo que iba a ocurrir”. Enfatizó que “en la mente de quienes dirigen Bruselas y Washington hay odio, rusofobia”.

«A partir de este conflicto armado de Ucrania comienza un reagrupamiento de fuerzas que ya empiezan a verse. Estados Unidos creía que podía aplastar a Rusia con sus sanciones económicas y ha sucedido lo contrario», dado que las restricciones derivaron en el incremento de la inflación, así como en los precios de alimentos y derivados del petróleo, señaló.

El volumen de petróleo que se espera que reciban Eni y Repsol no es grande, y cualquier impacto en los precios mundiales del petróleo será modesto. Las dos compañías energéticas europeas, que tienen empresas conjuntas con la petrolera estatal venezolana PDVSA, pueden contar los cargamentos de crudo para compensar deudas pendientes y dividendos atrasados, dijeron las fuentes.

Una condición clave, es que el petróleo recibido tiene que ir a Europa. No puede revenderse en otro lugar. La administración del presidente estadounidense Joe Biden espera que el crudo venezolano pueda ayudar a Europa a cortar la dependencia de Rusia y redirigir algunos de los cargamentos de Venezuela desde China.

El vicepresidente venezolano de Economía Productiva, Jesús Faría, dijo que su país

evalúa medidas y estrategias para enfrentar la crisis que se registra a escala global por la guerra, así como las sanciones impuestas por EEUU y la Unión Europea (UE) a Moscú, tras el inicio de las operaciones militares especiales sobre Kiev.

“Dijimos que Venezuela viene mejorando las condiciones de producción de petróleo, abriendo las compuertas para la inversión productiva, fomentando y estimulando la inversión pública y privada en los diferentes sectores de nuestra economía”, expresó Farías tras destacar que las sanciones impuestas a Rusia han generado una crisis energética, así como un alza sostenible de los precios de petróleo y un aumento de la inflación en la mayoría de los países, no vistos en décadas.

Por su parte, el director del Departamento de América Latina de la cancillería rusa, Alexandr Schetínin, afirmó que Rusia apoya a que relaciones entre Estados Unidos y Venezuela se normalicen, así como el levantamiento de todas las sanciones hacia el territorio venezolano.

“Nuestra posición de principios es invariable. Abogamos por el levantamiento de todas las medidas unilaterales restrictivas impuestas por EEUU al gobierno legítimo de Venezuela encabezado por Maduro, y de hecho, a todo el país y su pueblo”, señaló.

* Victoria Korn es periodista venezolana, analista de temas de Centroamérica y el Caribe,  asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

Fuente: https://www.nodal.am/2022/06/europa-necesita-petroleo-y-eeuu-permite-a-empresas-europeas-operar-en-venezuela-por-victoria-korn/

Estados Unidos entregó licencias a las empresas petroleras Eni y Repsol, italiana y española respectivamente, para operar en Venezuela. Las compañías empezarán a enviar petróleo venezolano a Europa el próximo mes, para compensar el bloqueado crudo ruso.

«Son pasos leves pero significativos» que dio Estados Unidos al «entregar licencias» a empresas petroleras, como parte de una flexibilización de las sanciones económicas impuestas por Washington, señaló el presidente venezolano Nicolás Maduro.

La petrolera italiana Eni y Repsol, multinacional energética y petroquímica española, comenzarán a enviar petróleo venezolano a Europa el próximo mes para compensar el crudo ruso, reanudando los intercambios de petróleo por deuda que se detuvieron hace dos años cuando Washington intensificó las sanciones a Venezuela.

«Estados Unidos hace una semana dio unos pasos leves pero significativos, al entregar licencias a la estadounidense Chevron, la italiana Eni y la española Repsol para iniciar procesos que lleven a producir gas y petróleo en Venezuela para exportar a sus mercados naturales», dijo Maduro.

El presidente afirmó que «con las decisiones que ha tomado de manera irracional la Unión Europea contra el petróleo y el gas ruso podríamos estar viendo en los próximos meses un petróleo a 150 dólares el barril. Ahora está en 120 dólares con las restricciones que China tomó por el coronavirus, pero apenas China abra completamente las medidas sanitarias y la actividad industrial, económica arranque al 100%, el petróleo pudiera dispararse hasta llegar a 150 dólares”, agregó.

Maduro explicó que “todos estamos siendo afectados por el disparo de los precios del alimento”, razón por la cual consideró contradictorio que aun cuando “tienen expertos en esta materia no les hayan alertado lo que iba a ocurrir”. Enfatizó que “en la mente de quienes dirigen Bruselas y Washington hay odio, rusofobia”.

«A partir de este conflicto armado de Ucrania comienza un reagrupamiento de fuerzas que ya empiezan a verse. Estados Unidos creía que podía aplastar a Rusia con sus sanciones económicas y ha sucedido lo contrario», dado que las restricciones derivaron en el incremento de la inflación, así como en los precios de alimentos y derivados del petróleo, señaló.

El volumen de petróleo que se espera que reciban Eni y Repsol no es grande, y cualquier impacto en los precios mundiales del petróleo será modesto. Las dos compañías energéticas europeas, que tienen empresas conjuntas con la petrolera estatal venezolana PDVSA, pueden contar los cargamentos de crudo para compensar deudas pendientes y dividendos atrasados, dijeron las fuentes.

Una condición clave, es que el petróleo recibido tiene que ir a Europa. No puede revenderse en otro lugar. La administración del presidente estadounidense Joe Biden espera que el crudo venezolano pueda ayudar a Europa a cortar la dependencia de Rusia y redirigir algunos de los cargamentos de Venezuela desde China.

El vicepresidente venezolano de Economía Productiva, Jesús Faría, dijo que su país

evalúa medidas y estrategias para enfrentar la crisis que se registra a escala global por la guerra, así como las sanciones impuestas por EEUU y la Unión Europea (UE) a Moscú, tras el inicio de las operaciones militares especiales sobre Kiev.

“Dijimos que Venezuela viene mejorando las condiciones de producción de petróleo, abriendo las compuertas para la inversión productiva, fomentando y estimulando la inversión pública y privada en los diferentes sectores de nuestra economía”, expresó Farías tras destacar que las sanciones impuestas a Rusia han generado una crisis energética, así como un alza sostenible de los precios de petróleo y un aumento de la inflación en la mayoría de los países, no vistos en décadas.

Por su parte, el director del Departamento de América Latina de la cancillería rusa, Alexandr Schetínin, afirmó que Rusia apoya a que relaciones entre Estados Unidos y Venezuela se normalicen, así como el levantamiento de todas las sanciones hacia el territorio venezolano.

“Nuestra posición de principios es invariable. Abogamos por el levantamiento de todas las medidas unilaterales restrictivas impuestas por EEUU al gobierno legítimo de Venezuela encabezado por Maduro, y de hecho, a todo el país y su pueblo”, señaló.

* Victoria Korn es periodista venezolana, analista de temas de Centroamérica y el Caribe,  asociada al Centro Latinoamericano de Análisis Estratégico (CLAE)

Fuente: nodal.am/

 

1 Comentario

  1. Turquía apuesta por un gasoducto desde Israel en medio de la crisis energética y está impulsando la adopción de un gasoducto que podría transportar gas israelí desde Turquía a la Unión Europea, otorgándole un pedazo del pastel energético del Mediterráneo oriental
    Erdoğan indicó el pasado lunes en una entrevista que próximamente Jerusalén y Ankara entablarían negociaciones con respecto al envío de gas natural israelí hacia Europa a través de Turquía. El presidente turco, además, destacó que ya habrían recibido señales positivas desde la capital israelí, Jerusalén. “Se producirán reuniones entre nuestro Ministerio de Energía y Recursos Naturales y oficiales israelíes a este respecto. En estos momentos, la perspectiva sobre el tema es positiva”, abundó Erdoğan.

    Estas declaraciones se producen en un contexto de acercamiento entre Ankara y Jerusalén, tras una década de fuertes tensiones bilaterales por la cuestión palestina. Pero recientemente, Ankara estaría tomando una posición más moderada, limitando su criticismo incluso ante los últimos choques entre palestinos y fuerzas israelís en al-Aqsa.
    En marzo, Isaac Herzog, el presidente israelí, viajó a Turquía, siendo el primer jefe de Estado israelí en hacerlo en más de una década. Unas semanas después, hizo lo propio el ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlüt Çavusoglu, el primer alto cargo turco en visitar Israel en 15 años. Entonces, Yair Lapid, el ministro de Asuntos Exteriores israelí, defino la reunión como el inicio de la apertura de “un nuevo capítulo” en la relación bilateral. En marzo, Erdoğan indicó, además, la posibilidad de una próxima visita de Naftalí Bennet, el premier israelí, lo que podría completar este giro.

    Turquía es uno de las principales vías energéticas regionales, llevando gas a Europa desde Azerbaiyán, Rusia e Irán, y el suministro israelí podría reforzar todavía más este papel.

    La posibilidad de la construcción de un gasoducto desde Israel a Turquía lleva manejándose desde 2016. Entonces, el proyecto no llegó a buen puerto por las tensiones mutuas, pero el reciente acercamiento bilateral y el crecimiento de la demanda gasística de una Unión Europea ansiosa de reducir las importaciones de gas ruso han dado una nueva vida a esta idea.

    La tubería partiría del campo gasístico israelí Leviatán, que actualmente produce alrededor de 12.000 millones de metros cúbicos (bcm) anuales, cantidad que las empresas operadoras (la estadounidense Chevron y la israelí NewMed Energy and Ratio Oil) planean aumentar hasta 21 bcm. Tras llegar a Turquía, el suministro israelí podría ser transportado a Europa a través del Corredor Meridional del Gas, una serie de tuberías que transportan gas natural desde el Cáucaso Sur a los Balcanes. De acuerdo con Erdoğan, el proyecto fue discutido con Herzog, y Ankara habría recibido señales positivas al respecto.

DEJA UNA RESPUESTA