Evo Morales, expresidente de Bolivia, afirmó este lunes que durante el golpe de Estado de 2019, salvar su vida “era salvar el proceso de cambio” durante una entrevista concedida al multimedio teleSUR, en la que rememoró los acontecimientos que lo llevaron a salir del país justamente hace un año. Morales presentó su dimisión después de recibir amenazas contra su persona, sus colaboradores y su patrimonio, por «sugerencia» del ejército y la policía;​ un hecho que varios países y periodista calificaron como un golpe de estado.

“Un compañero me dijo que debía renunciar porque salvar la vida de Evo era salvar el proceso de cambio”, expresó el exmandatario. “Pero el motivo de mi renuncia fue fundamentalmente para parar la quema de casas, de ministros, de Gobernaciones del MAS, de Alcaldías, de familiares”, expresó, y relató detalles del golpe de Estado.

“Cuando convocamos al mando militar, me aclara el general Calima que no tiene suficientes balas… Las balas no es para el pueblo, le respondí. Eran las primeras diferencias que tuve con las Fuerzas Armadas. Indiqué las acciones de persuasión. El domingo 10 de noviembre, solo por televisión informan que estaban sobrevolando avionetas chinas por Chayapata”, explicó.

Evo Morales regresa a Bolivia un año después con un multitudinario recibimiento
Evo Morales regresa a Bolivia un año después con un multitudinario recibimiento

El Jefe del Ejército pidió su renuncia

El líder indígena reconoció que el comandante en Jefe del Ejército pidió su renuncia. “La Policía se amotina, la Fuerza Armada pide mi renuncia, también la Confederación Obrera de Bolivia”, recuerda el exjefe de Estado, quien volvió tras la victoria electoral del Movimiento al Socialismo (MAS) y luego de permanecer en México, primero, y después en Argentina.

Morales detalló también cómo fueron los instantes antes de su salida del aeropuerto de la ciudad de La Paz. Allí le informaron que los policías querían tomar el aeropuerto para impedir que pudiera viajar a México. “Un guardia de seguridad me enseña un mensajito: entréguenos a Evo, tienes 50 pavos grandes”, contó.

Según confirmo el propio ex presidente, sus ocho guardias de seguridad recibieron en dos oportunidades la propuesta de 50.000 dólares a cambio de que lo entregaran o lo trasladaran a los Estados Unidos. “Un oficial de las Fuerzas Armadas escuchó las órdenes: ‘Evo tiene que ir a Estados Unidos’. La orden era me mataban o me llevaban a Estados Unidos”, aseguró.

Evo Morales relata su salida de Bolivia: "La orden era: me mataban o me llevaban a Estados Unidos”
Evo Morales relata su salida de Bolivia: «La orden era: me mataban o me llevaban a Estados Unidos”

La vuelta triunfal de Evo Morales

“El plan era expulsarme, procesarme, sentenciarme e inhabilitarme como candidato a presidente en el 2002. El pueblo se movilizó. Faltaba poco para que volviera al Congreso. Pero después hubo una demanda de inconstitucionalidad y gané sobre la expulsión que era totalmente inconstitucional”, prosiguió.

“Y ahora se repite la historia. Por razones de la vida, por razones de evitar enfrentamientos tuve que renunciar justamente para cuidar la vida, y el pueblo se organiza, se moviliza,  ganamos y vuelvo”, expresó, a la vez que dijo que continuarán las concentraciones ante los pedidos de reuniones para unir y fortalecer al MAS.

“Nuestro movimiento es algo único en el mundo. El sector indígena es el más amenazado al exterminio, discriminado, marginado e impulsamos, gestamos un movimiento político por la liberación de nuestro país”, dijo al referirse al MAS.

«Y este movimiento crece, crece y es de mucha historia. Y por eso tanto cariño de la gente humilde.  Y nuestra Gobierno, nuestra gestión pública, y nuestra lucha social, sindical comunal siempre ha sido para la gente humilde”, añadió.

“Tengo ganas de hacerle campaña por nuevos compañeros que van a presentarse como nuevos candidatos de alcaldes, gobernadores y otros cargos. Esa va a hacer mi tarea correspondiente”, admitió y a la vez mostró su disposición a apoyar al presidente Luis Arce en su nuevo mandato.  “Vamos a cuidar desde el MAS el aspecto ideológico y los programas sociales, sobre todo”, concluyó.