El primer citado, para las 10.00 horas, es Jaume Mestre, que fue responsable de Difusión Institucional del exGovern de Carles Puigdemont. Estaba inicialmente previsto que a Mestre le siguiera el exdelegado de la Generalitat ante la Unión Europea Amadeu Altafaj, si bien éste finalmente no declarará, han informado fuentes jurídicas.

Se da la circunstancia de que la abogada de Altafaj en la causa del Juzgado de Instrucción número 13 de Barcelona es Judith Gené, que forma parte de las defensas en el juicio del Supremo y que ha aprovechado esta circunstancia para avisar al tribunal de que su cliente, residente en Bruselas, no tiene intención de declarar.

La letrada de administración de justicia del tribunal ha extendido una diligencia de ordenación dejando constancia de la condición de investigado de Altafaj y añadiendo que, en comunicación telefónica, el testigo ha confirmado su intención de no declarar. Por todo ello el tribunal confirmará previsiblemente que no será necesaria su presencia.

LA TARJETA QUE PAGÓ GASTOS DE OBSERVADORES

El tercero en la lista de testigos del miércoles es Albert Royo Mariné, que fue secretario general del Consejo de la Diplomacia Pública (Diplocat) y con cuya tarjeta se abonaron, según la Guardia Civil, los gastos de los observadores internacionales en su viaje a Cataluña.

Según uno de los informes aportados a la causa del Juzgado 13 de Barcelona la Generalitat destinó 217.656 euros a pagos por los observadores y los gastos que generó la estancia de estos en Cataluña. De esta cantidad, se realizaron dos pagos desde una cuenta de la delegación de la Generalitat en la UE, cuyo responsable era Amadeu Altafaj.

Parte de los gastos, que suman 119.700 euros, lograron ser documentados por la Guardia Civil, ya que el dinero correspondía a dos transferencias concretas realizadas por la delegación del Gobierno de la Generalitat en Bruselas a la sociedad The Hague Centre for Strategic Studies, que envió a los observadores.

Para la sesión de la tarde se ha citado a a dos supuestos observadores internacionales que seguirían el referéndum, el director del Centro de Estudios Estratégicos de La Haya Paul Sinning y Helna Catt.

Deja un comentario