El exdirector de El País confesaba a través de redes sociales que el medio trató de evitar el pacto de Sánchez con «populistas y separatistas».

Sus palabras se han dado en el contexto de su parcial «análisis» de las elecciones andaluzas y sus resultados: «Hace cuatro años intentamos evitar desde El País el pacto de Sánchez con populistas y separatistas porque creíamos que eso era malo para la izquierda y para España. No nos creyeron».

Tras ello múltiples críticas se han agolpado en su muro de Twitter, pero este ha mantenido firme su postura, que ha defendido a ultranza.

«Los periódicos tienen derecho a sostener una posición editorial sobre los asuntos políticos y deben pronunciarse sobre ellos», ha respondido a un usuario. Caño ha explicado en su cuenta que «un medio no condiciona nada», sino que «se pronuncia sobre los acontecimientos políticos en la forma en que cree conveniente», en respuesta a un tweet del diputado de Ciudadanos en el Parlament de Cataluña Dimas Gragera.

El experiodista de El País y actual director adjunto de elDiario.es José Precedo ha indicado, sin embargo, que “convendría explicar a quién alude esa primera persona de plural», pues no toda la redacción «estaba en ese objetivo, sino que protestamos titulares y editoriales, retiramos firmas, hicimos preguntas y el director nunca nos dijo que este era el plan”, ha escrito. “Luego, además, algunos nos fuimos”, ha añadido.

También ha recibido la réplica de la periodista Ana Pardo de Vera: «Supongo que tratar de subvertir un resultado democrático con el periódico de mayor audiencia de España como herramienta te parece una heroicidad, porque lo que tú opinas es palabra de algún dios de tu cabeza, también», ha indicado. Pero Caño, sorprendido, ha respondido a la periodista: «Pronunciarse contra una decisión política no es subvertir nada. Si hubo alguna conspiración, nosotros fuimos las víctimas, como prueban los hechos».

Caño también ha recibido críticas desde el sector político a uno y otro lado del hemisferio político:

DEJA UNA RESPUESTA