Sin duda, está victoria supone un paso más en la guerra diplomática que la República Saharaui está librando contra Marruecos.

Por Sidi Maatala /ECS 

Panamá (ECS). –La abrumadora mayoría de las organizaciones participantes en el  34ª congreso de la Unión Internacional de Juventudes Socialistas (IUSY) votaron a favor de la joven saharaui Darak AbdelFattah, miembro del equipo técnico del Departamento de Relaciones Exteriores de la Juventud Saharaui, para asumir el cargo de Vicepresidente de esta organización internacional, al frente del Vicepresidente en África por un período de dos años.

La candidata de la Unión de la Juventud de Saguia El Hamra y Rio de Oro obtuvo los votos de 98 organizaciones miembros, mientras que el venezolano, Jesús Tapia, fue elegido como nuevo presidente de la organización, y el portugués Bruno González fue elegido como su secretario general.

Con esta contundente victoria, la juventud saharaui ha obtenido este puesto por quinto mandato consecutivo, Darak Abdelfatah ha sucedido a Minetu Larbas, quien ocupó el cargo desde la última conferencia de la IUSY celebrada en 2018.


La importancia de esta victoria radica en que viene enfrentando una dura oposición marroquí que también se presentaba a la misma a elecciones y que lleva meses trabajando con métodos sucios para desprestigiar la candidatura saharaui y congelar la presencia de la juventud saharaui en esta organización internacional.

Los trabajos del equipo saharaui durante estos meses dio su fruto en una arrasante victoria para la candidata saharaui así como la expulsión de una organización marroquí de la IUSY y el descarte de su candidatura, este equipo de trabajo lo conforman los jóvenes Hamdi Toubali, Darak Abdelfatah, Taleb Alisalem y Chaia Ahmed Baba. 

También la misma organización de la ISUY sacó una entienda oficial donde denuncia las violaciones que comete Marruecos contra el pueblo saharaui y el saqueo de sus riquezas así como se pide desde la organización que la ONU y la comunidad internacional se impliquen de una forma más clara y tangible en la resolución del conflicto.

Sin duda, está victoria supone un paso más en la guerra diplomática que la República Saharaui está librando contra Marruecos.

Fuente: El confidencial Saharaui

DEJA UNA RESPUESTA