El cantautor José Manuel Soto entraba en la polémica del rey Felipe VI durante el acto de investidura presidencial en Colombia, que permaneció sentado ante la espada de Simón Bolívar.

Urías escribió que Bolívar “luchó por la libertad de los pueblos y las personas. Por eso combatió a los reyes absolutistas españoles”.

“Es terrible que Felipe VI se sienta más cercano a los reyes liberticidas y a VOX que a la libertad. Así no representa a la España constitucional”, añadió.

En otro tuit, agregó que la primera orden del nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro, fue que trajeran la espada al acto: “El presidente saliente se negó. Intentó invocar que seguía siendo presidente para frenar la orden. El gesto de Felipe VI no sólo desprecia a la libertad, sino que supone tomar partido en política colombiana”, señaló.

Y, por último, añadió: “Bolívar fue pionero de la preocupación por la cultura, la educación, la moral, y el medio ambiente. Puso también los cimientos de un gran sueño, el sueño de la unidad iberoamericana. El suyo fue un mensaje integrador”.

José Manuel Soto, por su parte, afirmó que “Bolívar fue un asesino sanguinario que ordenó el exterminio de los españoles que se mantuvieran fieles a su patria”.

“Incluso fusiló a 1.000 de ellos que estaban en los hospitales. Hizo gala de una crueldad y un sadismo impropios de ningún ’Libertador”, agregó el artista.

Urías lo dejó tirado en pocas palabras: “José Manuel, lo que he puesto es la transcripción literal de un discurso de Felipe VI hace unos años”.

«En concreto el fragmento al que se refiere lo pronunció el propio Felipe VI en 1991, cuando todavía era príncipe de Asturias, en una cena de gala ofrecida por el presidente de Bolivia», recuerda el Huffington Post.

“Sí, de 1991, él era un jovencito de 23 años que leía obedientemente lo que otros disponían. Hoy sabemos que el mito del Libertador esconde en realidad una historia de crueldad espantosa sobre cualquiera que se opusiera a sus oscuras ambiciones”, respondió Soto empecinado sobre el asunto.

“La historia está ahí y siempre caben interpretaciones según los intereses de cada uno. Yo no llamaría simplemente asesino ni a Alejandro Magno, ni a Fernando III, ni a Napoleón, ni a otros personajes cuyo legado va mucho más allá”, agregó Urías.

DEJA UNA RESPUESTA