El exministro uruguayo de Defensa Jorge Menéndez, quien se vio forzado a renunciar hace 10 días después de que saliera a la luz que el Ejército había omitido declaraciones de delito de un exmilitar durante la dictadura (1973-1985), falleció este jueves a los 68 años por cáncer de páncreas.

Menéndez murió en el mismo lugar donde nació, Durazno (centro), donde permanecía en internación domiciliaria.

El 1 de abril, este político y padre de tres hijas entregó su carta de renuncia al presidente del país, Tabaré Vázquez, después de que este le pidiera su retiro.

El motivo de esta petición se dio luego de que el diario El Observador publicara actas del Tribunal de Honor del Ejército Uruguayo en las que había documentos que incluían una confesión del exmilitar José Gavazzo admitiendo haber arrojado en 1973 el cuerpo del tupamaro Roberto Gomensoro al río Negro (centro) para hacerlo desaparecer.

No obstante, en esta misiva, el exministro, que fue sustituido en su cargo por José Bayardi, aseguró que sugirió al Gobierno acudir a la Justicia con respecto a las confesiones de delitos cometidos por Gavazzo durante la dictadura cívico-militar (1973-1985).

«Luego de reunirme con usted, concurrí a la Secretaría de la Presidencia, acompañado por dos profesionales del Ministerio, donde interiorizamos los antecedentes del contenido del Tribunal de Honor y la necesidad de hacer la denuncia de los hechos ante la Justicia», destacó en la carta, donde también señaló que pidió una licencia médica a principios de este marzo.

Por su parte, el 3 de abril, la Secretaría de la Presidencia señaló al Ministerio de Defensa por no llevar a la Justicia la confesión del exmilitar, a pesar de que el presidente Tabaré Vázquez ordenó hacerlo.

Menéndez no fue el único afectado por la filtración de las actas, pues Vázquez también pidió la dimisión del viceministro Daniel Montiel, así como el cese del jefe del Ejército, José González, y del jefe del Estado Mayor de la Defensa, Alfredo Erramún, entre otros miembros del Tribunal de Honor.

En lo referente a la situación en la que Menéndez tuvo que dejar su cargo, el secretario de relaciones internacionales del Partido Socialista (PS), Roberto Chiazzaro, dijo a Efe que a su sector -del que era miembro el exministro- le «dolió» que estos hechos se dieran en medio de una «enfermedad terminal».

«Le damos el adiós a un compañero que fue, excelente, desde el punto de vista personal y de cumplimiento de todas y cada una de las funciones que cumplió representando al partido. Es un hombre muy querido y muy reconocido por toda su trayectoria», agregó.

No solo desde su sector lamentaron la muerte del que fue designado ministro de Defensa en el segundo gobierno de Tabaré Vázquez (2015-2020), tras del fallecimiento de su predecesor, Eleuterio Fernández Huidobro en 2016.

También le mandó su «más sentido pésame y profundo pesar» al entorno de Menéndez por su fallecimiento» el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), el uruguayo Luis Almagro, a través de un mensaje de Twitter.

La ministra de Turismo uruguaya, Liliam Kechichian, también manifestó sus condolencias con un mensaje en esta red social en el que calificó a Menéndez como un «compañero comprometido» y un hombre «sereno, estudioso, sin alharaca» y «tremendamente educado y correcto».

Por su parte, la exministra de Industria, Energía y Minería y actual precandidata por el partido oficialista Frente Amplio (FA) a las elecciones internas, Carolina Cosse, calificó al político en un tuit como «un Gran Compañero» que seguirá en su corazón.

Una de sus últimas misiones como ministro fue un viaje este enero a la Antártida, donde acompañó a una delegación de científicos.

Además de ser ministro, entre 1985 y 1999 Menéndez fue edil en la Junta Departamental de Durazno y en 2004 fue electo diputado, convirtiéndose en el primer representante por el FA en dicho territorio.

Asimismo, integró la Comisión Especial de Innovación, Investigación, Ciencia y Tecnología de la Cámara de Representantes y fue representante de Uruguay en el Grupo de Trabajo de UNASUR para la formación del Consejo Suramericano de Defensa.

El Poder Ejecutivo dispuso hoy que se tributarán «honras fúnebres de secretario de Estado» para Menéndez y que se hará cargo de los gastos del sepelio, pese a que la ley uruguaya establece que esto solo se hace para ministros en ejercicio de cargo.

El velorio y el entierro del político se darán este viernes por la mañana en Durazno.

Sarah Yáñez-Richards