Una investigación israelí privada ha puesto al descubierto una red de cuentas de Twitter presuntamente falsas que hacen propaganda en favor del primer ministro, Benjamín Netanyahu, y su partido, el derechista Likud, y difaman a candidatos rivales en los comicios de la próxima semana.

A finales de diciembre, con la convocatoria de elecciones para el próximo día 9 de abril, estas cuentas, coordinadas entre ellas y creadas durante los últimos años, multiplicaron su actividad para «hacerse eco de los temas de debate del Likud y Netanyahu, y difundir propaganda venenosa, mentiras y calumnias» contra algunos medios de comunicación y candidatos que se presentan al Parlamento israelí asegura la investigación, que recoge hoy el diario Yediot Aharonot.

Se trata de cientos de cuentas de Twitter gestionadas por personas que no revelan su nombre real y que usan imágenes de perfil tomadas en muchos casos de bases de datos extranjeras o del mundo del diseño gráfico.

La red ha sido destapada por el denominado Proyecto Bit Bots, un grupo de investigación que estudia el mal uso en las redes y se ha realizado con una campaña de colaboración abierta (crowdsourcing).

Varias de las cuentas de twitter detectadas están asociadas con altos cargos del Likud y con el hijo menor del primer ministro, Yair.

Una de las más activas lleva el nombre de Moshe, con una imagen de perfil de un hombre joven, con ojos azules, barba y bigote que es en realidad un retrato del modelo griego Theo Theodoridis.

Este perfil se centra en publicar sobre temas políticos, se creó en marzo de 2015 y, aunque durante 2018 casi no publicó, aumentó su actividad en los primeros meses de 2019, tras la convocatoria de elecciones generales.

Desde entonces, ha publicado más de 2.500 tweets, en los que destacan elogios a Netanyahu y críticas a personajes públicos que se oponen al primer ministro, indica Yediot Aharonot.

«Es solo una cuestión de tiempo que la izquierda se convierta al islam», escribió Moshe recientemente.

Otras de las cuentas vinculadas con ese usuario expandieron acusaciones al candidato centrista Beni Gantz, principal rival de Netanyahu, de ser un violador y de tener problemas mentales.

Proyecto Big Bots asegura que la actividad de la red podría vulnerar «las leyes de propaganda electoral» y de financiación de campañas, así como la legislación fiscal o de privacidad.

Deja un comentario