La exprimera dama de Malasia Rosmah Mansor se declaró hoy inocente en un nuevo caso de corrupción por recibir presuntamente un soborno de 5 millones de ríngit (1,22 millones de dólares o 1,08 millones de euros) relacionado con un proyecto energético en escuelas.

Rosmah, mujer del ex primer ministro Najib Razak, también acusado de varios casos de corrupción, recibió supuestamente el dinero el 20 de diciembre de 2016 a cambio de la concesión de un proyecto híbrido de energía solar para 369 colegios en el estado de Sarawak, en la isla de Borneo.

El pago habría sido efectuado por la empresa Jepak Holdings para el proyecto llamado “Project Bersepadu Sistem Solar Photovoltaic (PV) Hibrid”, valorado en 1.250 millones de ríngit (350 millones de dólares o 270 millones de euros), según el comunicado del tribunal de Kuala Lumpur visto por Efe.

La acusada, de 68 años y sobre la que pesan otras 19 acusaciones de corrupción, se enfrenta a una pena máxima de 20 años de prisión si es declarada culpable en este caso, que el próximo 10 de mayo está previsto que pase al Tribunal Superior.

Najib, sobre quien penden 42 cargos de corrupción, y su mujer están acusados principalmente de enriquecerse a través del desvío millonario a sus cuentas privadas del fondo estatal 1Malaysia Development Berhard (1MDB).

El político, de 65 años y que dirigió la nación de 2009 a 2018, se apropió de unos 2.600 millones de ríngit (al cambio actual 637 millones de dólares o 567 millones de euros), según denunció en 2015 una investigación periodística.

El pasado 3 de abril, comenzó el primero de una serie de juicios contra Najib por corrupción.

Al frente del Ejecutivo, Najib atribuyó el dinero a una donación de un príncipe saudí, una versión que fue aceptada al principio por 1MDB (fondo estatal), y también por la comisión anticorrupción y el fiscal general, que le exoneraron de toda sospecha.

Tras ganar las elecciones en mayo de 2018, el nuevo primer ministro, el nonagenario y exmentor de Najib, Mahathir Mohamad, reabrió la investigación sobre la presunta corrupción en el fondo estatal que dio inicio al rosario de imputaciones contra el exmandatario.

Además de Malasia, media docena de países, entre ellos Estados Unidos, Suiza o Singapur, continúan con las pesquisas sobre la malversación del fondo estatal malasio.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos cifra el dinero desviado de 1MDB en 4.500 millones de dólares (4.000 millones de euros), de los cuales unos 1.000 millones de dólares (891.000 euros) habrían sido blanqueados en el país norteamericano con la compra de inmuebles, yates, joyas y obras de arte, entre otros bienes.

Deja un comentario