La Embajada y el Consulado de España en Caracas han señalado también que están siguiendo de cerca la situación y «en contacto estrecho con la colectividad española», que es su «máxima prioridad», y con las empresas.

El ministro en funciones de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Josep Borrell, ha adelantado este martes que el Consulado español está cerrado al público provisionalmente, por motivos de seguridad y que se ha aconsejado a la colonia española máxima precaución y que no salgan de sus casas.

Ya hace tiempo que Exteriores desaconseja viajar a Venezuela salvo por «razones de extrema necesidad» y evitar desplazamientos cuando se produzcan movilizaciones políticas.

Fuente