Este lunes, el Congreso ha admitido a trámite la solicitud de ERC, Junts per Catalunya, Bildu, la CUP y el BNG para crear una comisión de investigación sobre la presencia de la extrema derecha en las Fuerzas Armadas y sus posibles vínculos con Vox y su capacidad de influencia en las instituciones.

La iniciativa ha pasado el primer filtro de la admisión a trámite gracias al voto a favor del PSOE y Podemos, que suman seis de los nueve miembros de la Mesa. Por su parte, tanto PP como el Partido de Santiago Abascal han votado en contra.

Ahora, tras pasar el filtro de la Mesa de la Cámara, la iniciativa de investigar a la extrema derecha en las Fuerzas Armadas se trasladará a la Junta de Portavoces donde los partidos tendrán que decidir si la incluyen en el orden del día de un Pleno.

Extrema derecha en las Fuerzas Armadas y los fusilamientos

Los grupos proponentes solicitan esta investigación tras los distintos episodios protagonizados en los últimos meses por militares, en su mayoría en la reserva, que a través de manifiestos, cartas públicas y chats privados criticaron al Gobierno y a los partidos independentistas e incluso han defendido «fusilamientos» de millones ciudadanos.

Los servicios jurídicos del Congreso no han puesto pegas a su calificación, pero sí lo ha hecho Ignacio Gil Lázaro, representante de Vox en la Mesa, quien ha señalado que el artículo 52 del Reglamento del Congreso establece que las comisiones de investigación han de versar sobre asuntos «de interés público», lo que, a su juicio, «requiere la existencia de un hecho objetivo y constatado, apreciado en la realidad». A su juicio, «la pretensión del grupo proponente es un puro desideratum y es ofensiva para la acreditada lealtad constitucional de nuestras Fuerzas Armadas».
La Mesa del Congreso creará una Comisión de Investigación sobre la presencia de la extrema derecha en las Fuerzas Armadas
La Mesa del Congreso creará una Comisión de Investigación sobre la presencia de la extrema derecha en las Fuerzas Armadas

La iniciativa propuesta por los citados partidos busca que se investigue la presencia de la extrema derecha en las Fuerzas Armadas, sus posibles vínculos con partidos como Vox, y las «eventuales intromisiones, injerencias e influencia» que los militares de esa ideología puedan tener tanto en el Gobierno como en las Cortes.

Comparecencia de Carmen Calvo

Por otra parte, la Mesa, también con los votos de PSOE y Unidas Podemos, ha pedido a Vox que reformule la solicitud que había registrado para exigir que la vicepresidenta primera y responsable de Memoria Democrática, Carmen Calvo, comparezca para dar explicaciones por el derribo de la Cruz en Aguilar de la Frontera, en Córdoba, en homenaje a los caídos en la Guerra Civil, un intento que se vio frustrado por el rechazo de la mayoría de la Mesa del Congreso, que contaron con el aval de los letrados.

«Nos hemos opuesto al criterio de los letrados, que pedían que se reformulara por afectar a cuestiones que no son competencia del Gobierno, señalando que la protección del patrimonio artístico nacional no es exclusiva de ayuntamientos o comunidades autónomas, sino también del Estado y la petición de Vox era, por tanto, pertinente», ha rebatido Gil Lázaro.