El grupo de Facebook organizado y creado por los simpatizantes de Donald Trump, que trataba de exponer el fraude electoral y que ya contaba con más de 300.000 seguidores, ha sido cerrado por la red social porque presuntamente estaba llamando a actos violentos.

La escalada de seguidores del grupo, creado el día de los comicios, estaba siendo abrumadora, a un ritmo muy alto se sumaban las adhesiones y mensajes de reprobación y denuncia del sistema electoral norteamericano.

Este grupo, según los medios internacionales, «sigue las tesis del presidente y aspirante republicano a la reelección de que el escrutinio está siendo manipulado en su contra -pese a no existir pruebas de ello- y pide «botas sobre el terreno para proteger la integridad del voto»».

A través de un comunicado, Facebook, expresó que «en línea con las medidas excepcionales que estamos tomando durante este período de tensión elevada, hemos eliminado el grupo ‘Detengan el robo’ (‘Stop the Steal’), que estaba creando eventos en el mundo real. El grupo se organizaba sobre la deslegitimación del proceso electoral, y vimos llamamientos preocupantes a la violencia por parte de algunos de sus miembros».

La activista Amy Kremer, una de las precursoras de este grupo y una de las voces más representativas del trumpismo, posterior a este suceso, acudió a Twitter a denunciar que «la izquierda está intentando robar la elección con la complicidad de las redes sociales. ¡Es indignante!».