FACUA-Consumidores en Acción reclama al Gobierno que actúe con urgencia ante el alarmante precio de la electricidad, que este miércoles 5 de septiembre bate su récord de 2018 situándose en una media de 18,02 céntimos por Kilovatio hora (kWh) (14,1647 más el 27,19% de impuestos indirectos).

FACUA advierte de que el precio medio de la energía consumida hoy para los usuarios con la tarifa semirregulada (PVPC) es un 23,8% más caro que el del mismo día de 2017, cuando el kWh se situó en 14,55 céntimos (11,4422 más impuestos).

La asociación ha solicitado una reunión a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, para exponerle sus reivindicaciones ante las desproporcionadas tarifas eléctricas. Entre ellas, FACUA reclama que el Gobierno amplíe la definición de “consumidor vulnerable”, al que la normativa comunitaria permite proteger con tarifas bonificadas.

FACUA considera que el actual modelo de bono social resulta incoherente e injusto, ya que por un lado acota sobremanera el número de beneficiarios estableciendo niveles de renta excesivamente bajos y por otro permite que cualquier familia numerosa, por muy elevados que sean sus ingresos, pueda beneficiarse de él.

Asimismo, FACUA apunta al modelo de subasta en el que se establecen las tarifas en el mercado mayorista como principal responsable de la injustificada carestía del recibo de la luz, ya que se trata de un sistema opaco que favorece la especulación. Una subasta basada en un precio marginal que viene determinado por la última oferta en ser aceptada, es decir, la más elevada.

Además, la asociación denuncia que el modelo tarifario implantado durante el Gobierno de Mariano Rajoy no sólo ha facilitado a las compañías nuevas subidas injustificadas, sino también un auténtico caos para los usuarios, ya que ahora no pueden conocer con antelación qué tarifas se les aplicarán y sus recibos pueden llegar a incluir hasta 744 precios distintos por la energía consumida -uno por cada hora incluida en el periodo de facturación-. Algo que hace muy difícil verificar si se producen errores o fraudes en la facturación.

FACUA viene denunciando que las tarifas eléctricas vulneran la legislación en materia de protección de los consumidores, ya que la aplicación de una tarifa distinta cada hora es contraria a la obligación que tienen las empresas de facilitar a los usuarios información sobre sus precios con la antelación necesaria.

En agosto subió la luz por quinto mes consecutivo

El mes de agosto finalizó con el recibo de la luz más caro desde enero de 2017 y se convierte así en la cuarta factura más alta de la historia, según el análisis de FACUA. Entre el 1 y el 31 del mes el recibo del usuario medio con las tarifas semirreguladas PVPC se situó en 80,73 euros, casi 9 euros por encima de los 71,82 euros de agosto de 2017. En doce meses, el recibo se ha encarecido en un 12,4%.

Los análisis de FACUA ponen de manifiesto que la factura de la luz más cara a nivel histórico fue la del primer trimestre de 2012, cuando se situó en 88,66 euros para el usuario medio (tras la corrección de la tarifa fijada por el Gobierno por una sentencia del Tribunal Supremo). Tras ella, los 87,81 euros de enero de 2017 y en tercer lugar los 81,18 euros de julio de 2015.

La subida mensual este agosto fue del 3,0%, lo que supone que el recibo del usuario medio será 2,34 euros más caro que el de julio. La factura para un usuario con un consumo de 366 kWh mensuales y 4,4 kW de potencia contratada (la media según los estudios de FACUA) se situó en julio en 78,39 (mes en que subió un 2,2%). En junio, el mismo recibo fue de 76,71 euros (subió un 1,8%), mayo se situó en 75,34 euros (una subida del 7,7%), en abril en 69,94 euros (subió un 0,7%), en marzo en 69,46 euros (bajó un 9,0%), en febrero en 76,32 euros (subió un 2,0%) y en enero en 74,81 euros (bajó un 6,1%).

En cuanto al precio de la energía consumida, el kWh se situó en agosto en una media de 16,81 céntimos (impuestos incluidos), un 3,9% por encima de los 16,18 céntimos de julio. A nivel interanual, la subida ha sido del 16,9%: el kWh estaba en 14,4 céntimos en agosto de 2017.

Deja un comentario