FACUA-Consumidores en Acción considera «escandaloso» el anuncio de fusión de Bankia con CaixaBank sin que la entidad financiera haya devuelto en su totalidad los más de 20.000 millones que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) le inyectó para su rescate hace más de ocho años.

FACUA lamenta «que el Gobierno no apueste por contar con una banca pública, una reivindicación de la asociación durante años al Ejecutivo para garantizar los derechos de los usuarios a través de una banca ética y libre de fraudes y abusos».

La asociación advierte de que la fusión anunciada entre Bankia y Caixabank «puede traducirse en una pérdida de poder de negociación para los consumidores, cierre de oficinas y recortes de empleos». La concentración de las entidades financieras provoca entre otros aspectos, según FACUA, «que haya menos oferta, lo que acaba perjudicando a los usuarios que asumen el aumento de comisiones por sus servicios bancarios y ven deteriorada la atención con el previsible cierre de oficinas».

Ante esta fusión, los consumidores pueden pagar un alto coste por la tendencia a la concentración empresarial. FACUA señala que para obtener rentabilidad, «las entidades pueden buscar los márgenes financieros en el incremento de las comisiones por los servicios ofrecidos, tras la pérdida de beneficios por el estrechamiento de los tipos de interés, lo que supondría un aumento de gastos para los usuarios».

Por otro lado, la asociación denuncia que la fusión «podría hacer desaparecer numerosas oficinas, con la consecuente pérdida de miles de empleos y el deterioro de la ya mermada atención al consumidor, que durante los últimos años ha sufrido el cierre de muchos estos locales».