En un comunicado recogido por Europa Press, la fundación recuerda que desde su origen contó con su presencia sin interrupción como miembro del Patronato, y destacan que era un liberal de profundas convicciones, «coherente con sus ideas de las que hizo de su trayectoria el mejor testimonio», y le agradecen que pusiera «su sólida formación jurídica y humanística y su aguda inteligencia al servicio de un valioso compromiso político como fue el de la Transición y el pacto constitucional».

Sobre su figura como diputado, recuerdan que en los debates «brilló a la altura de los mejores» y que «supo utilizar todos los registros del mejor parlamentarismo poniendo de manifiesto su extensa cultura, su profundo conocimiento del derecho, de la historia y de la política internacional».

Así, señalan que Pérez-Llorca quedará «como una de las figuras más representativas de una generación que supo estar a la altura de lo que exigía ese tiempo de reconciliación» y subrayan su compromiso con el país y con la libertad. «Quienes tuvimos la suerte de conocerle aprendimos de su experiencia que siempre compartió con humildad. Fue ponente constitucional y queda para la posteridad su contribución a la articulación del texto de la Constitución que fue la Constitución de todos», añaden.

Además, recuerdan que fue un referente para FAES «que siempre se ha sentido legítimamente orgullosa» de haber tenido entre sus patronos a tres de los siete ponentes que alumbraron la Constitución: el propio José Pedro Pérez-Llorca, Manuel Fraga y Gabriel Cisneros.

«Deja huella. No es casual que haya concitado el elogio desde posiciones políticas diferentes. Lo merece, pero, además del elogio, merece que su gran contribución a la libertad y a la convivencia entre los españoles tenga continuidad en el compromiso y las actitudes de todos lo que siempre recordaremos su figura con afecto, respeto y admiración», concluyen.

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario