La periodista Cristina Fallarás ha denunciado en Twitter el acoso a la que la somete la extrema derecha.

«Hace un par de semanas, una mujer joven me increpó, sentada yo en la terraza que hay debajo de casa. Y entró en mi portal. Días después, al cruzarnos en nuestro mismo portal me gritó a un palmo de la cara: «¡Viva España!» Ayer la puerta de mi casa apareció marcada», ha expresado, citando a la policía para que fuera consciente de los hechos.

Fallarás cuenta que está «acostumbrada a que me insulten y me amenacen por la calle. He recibido incluso escupitajos y algún empujón. Por la calle. Denunciar eso a la Policía no tiene ninguna utilidad. Necesitas tener imágenes y ese tipo de asuntos. Sin embargo, esto es un paso más».

La periodista explica cómo una mujer la increpa: «La primera vez yo estaba sentada en la calle, en la terraza de un restaurante. No me sorprendió que una mujer joven me increpara blandiendo el apelativo «una roja». Es habitual. Sí me incomodó que entrara en el portal del edificio en el que vivo con mi hijo y mi hija».

«Pensé o quise pensar que era casualidad, que bien podía acudir a una cena de amigos o visitar a alguien. Sin embargo, volví a cruzarme con ella, justo en el quicio del mismo portal, el mío y deduzco que el suyo. Enfrentó mi cara y me espetó un «¡Viva España!» rabioso», recordó.

Para finalizar, la periodista muestra una imagen de la puerta de su casa marcada: «Ayer alguien señaló la puerta de nuestra casa con ese arañazo en cruz».