Familiares de personas desaparecidas han comparecido este miércoles en la Comisión de Derechos Humanos del Parlamento Vasco para pedir el apoyo de la institución al sentirse desamparadas y denunciar que hay “víctimas de primera, de segunda y de quinta”.

La presidenta de esta organización, Blanca Martínez, hermana de Miguel Ángel Martínez, cuyo supuesto cadáver apareció flotando en las aguas de Estocolmo (Suecia) en 2005, y María Jesús, madre de Sabino Llora, desaparecido en Florida (EE.UU.) en 2004, han acudido a la comisión parlamentaria para explicar sus respectivas experiencias y lamentar la falta de respaldo por parte de las administraciones públicas.

El supuesto cuerpo sin vida de su hermano apareció sin corazón y con medio hígado y debido al mal estado en el que encontró no se le pudo identificar por las huellas dactilares.

Su hermana ha explicado que ha acudido a todas las instituciones posibles para pedir que se abra una investigación y que se exhume el cadáver, enterrado en Londres, para hacerle una segunda autopsia.

“Les pido que hagan todo lo posible para que esto acabe ya”, ha solicitado a los parlamentarios Blanca Martínez, quien ha subrayado que sus padres son octogenarios y ha insistido en que “no se puede tener a una familia así. No puede haber desaparecidos y víctimas de primera, segunda y quinta”.

Ha solicitado al lehendakari, Iñigo Urkullu, que brinde “acompañamiento” a estas familias y al Parlamento Vasco que también lo haga a través de una declaración institucional.

Por su parte, la madre de Sabino Llora, del que no sabe nada desde agosto de 2004 cuando pasaba unos días con su hermana en Florida, también ha relatado la angustia y la ausencia de orientación y de apoyo por parte de las instituciones.

Desde los grupos, todos los parlamentarios han mostrado su solidaridad con la situación de ambas y han dicho comprender la impotencia que sienten.

Deja un comentario