La Federación Galega de Asociacións de Usuarios e Familiares de Residencias e Centros de Dependencia (REDE) ha presentado una ampliación de denuncia ante la Fiscalía Superior de Galicia contra los propietarios, gestores y directores de centros de la comunidad en los que se han contabilizado muertes y contagios por COVID-19 por los presuntos delitos de denegación de auxilio, abandono, omisión de socorro, impudencia grave con resultado de muerte y lesiones, en todos los casos realizados de forma dolosa.

El presidente de la Xunta de Galicia haciendo entrega de un premio a la CEO de DomusVi en 2016 / circulo.gal

La denuncia pide, además, que se investiguen tanto a Josefina Fernández Miguélez, CEO de la cadena de residencias geriátricas de DomusVi como al resto de propietarios del grupo tanto en España como en otros países como Francia e Inglaterra, así como a los propietarios de las demás residencias afectadas por el coronavirus a nivel gallego.

Para REDE, «no sólo es la COVID-19 la que mata a los ancianos», sino también «la imprudencia, el abandono, la negligencia y la falta de auxilio practicado en las residencias a las víctimas», así como el hecho de que «no se realizaron desinfecciones ni limpiezas adecuadas, ni se aplicaron las medidas adicionales recomendadas por Sanidad tras varios días y varios casos de infecciones en diversas residencias y con un número de infectados creciente, a pesar de existir numerosas empresas externas de limpieza disponibles» y de ser conscientes «de la insuficiencia del personal para garantizar la correcta aplicación de medidas de obligado cumplimiento».

Para el colectivo, DomusVi y otras residencias «decidieron ahorrar dinero», teniendo que ser los distintos medios de la Administración pública los que finalmente acudieron a desinfectar las residencias «de las que sus propietarios se siguen desentendiendo y abandonando sus obligaciones de protección de los residentes».

REDE denuncia además que «tampoco se reforzó» el personal de atención directa «a pesar de ser indispensable para aplicar correctamente los protocolos» recomendados por Sanidad siendo estos de obligado cumplimiento, por lo que la asociación entiende que en las residencias gallegas «se está produciendo un auténtico genocidio disfrazado de negligencia» pues «la pasividad de estas empresas ante la expansión del coronavirus se está extendiendo en el tiempo, ya que ni ante los cientos de contagiados adoptaron medidas preventivas, ni higiénicas, ni profilácticas, y siguen trabajando por debajo de las ratios permitidas sin ni siquiera cubrir los puestos de los trabajadores de baja por coronavirus».

Por estos motivos, la entidad ha solicitado que la Fiscalía abra una investigación y comience a recabar pruebas sobre el terreno a través de la Policía Judicial «que permitan en su momento concluir con la existencia o no de delito en el proceder de los propietarios de las residencias y sus directivos».

RESPONSABILIDAD DIRECTA DEL GOBIERNO DE ALBERTO NÚÑEZ FEIJÓO

Para REDE, que también ha denunciado a Fiscalía en un escrito aparte a varios altos cargos del Gobierno de la Xunta, la actuación de las residencias ha venido siendo conocida por las denuncias de los familiares y consentida por la Dirección Xeral de Maiores e Persoas con Discapacidade y el Servizo de Inspección de Maiores e Discapacitados, a los que consideran «cómplices de la situación creada en las residencias gallegas» antes de la llegada de la COVID-19 y que «ha desembocado en el fatal escenario actual».

Por este motivo, también han actuado contra el director xeral de Maiores e Persoas con Discapacidade, Ildefonso de la Campa Montenegro, el subdirector xeral de Autorización e Inspección de Servizos Sociais, Fernando González Abeijón y la jefa del Servicio de Inspección de Maiores e Discapacitados, Berta Besada Porto.

PREMIOS A LA CEO DE DOMUSVi DE MANOS DE LOS MANDATARIOS DE LA XUNTA

La CEO de DomusVi ahora denunciada, Josefina Ferández Miguélez, fue premiada el pasado 19 de diciembro con el galardón Galicia Global, que le fue entregado de manos del conselleiro de Economía e Industria de la Xunta, Francisco Conde, «por la internacionalización de su compañía». En el acto agradeció el premio defendiendo haber contribuido a mejorar la calidad de vida de las personas mayores en las residencias a través de la profesionalización del sector.

El propio Alberto Núñez Feijóo ya le había impuesto en el año 2016 la medalla de oro del Círculo de Empresarios de Vigo a la máxima ejecutiva de DomusVi.