La Plataforma en Defensa do CEIP Frei Luís de Granada ha vuelvo a criticar este viernes en la celebración de su 6ª asamblea pública las penosas condiciones en las que se está desarrollando la tarea escolar desde el traslado de los estudiantes al edificio de la antigua Escuela Hogar, anexo al edificio del colegio apuntalado por la Xunta en la localidad lucense de Sarria.

Deplorable estado de las instalaciones de la cocina de la Escuela Hogar de Sarria donde se celebran algunos de los recreos / Creative Commons

El colectivo considera como una fuente de indignación la situación actual del inmueble y que las autoridades educativas ha impuesto a las niñas y niños del centro unas condiciones «tercermundistas» que rozan lo «intolerable», pues algunos de los recreos se están desarrollando en la antigua cocina del edificio con la presencia de humedades, luces rotas y azulejos caídos. Debido a su estado, además, no se les permite correr y sólo pueden emplear juegos de mesa en los 30 minutos de ocio de los que disponen a diario.

Por este motivo, han anunciado que denunciarán esta situación ante la comisión de seguimiento sobre la situación del colegio Frei Luís de Granada promovida por el ayuntamiento y formada por representantes de los grupos políticos municipales, el profesorado, el AMPA, la Consellería de Educación y la propia plataforma.

La entidad también mantendrá un encuentro la próxima semana con Mª Isabel Rodríguez López, subdelegada del Gobierno en Lugo, y prepara una gran manifestación para el próximo viernes que dará comienzo a las 20:30 horas y efectuará un recorrido por las principales calles de la localidad.