Borrador automático

El viernes 27 de septiembre es el día en el que tendrá lugar la primera huelga general internacional y es que el motivo por el que se convoca es de suma importancia, el cambio climático nos afecta a todas las personas de nuestro planeta. Estamos ante “la sexta extinción masiva” de la historia, en la que la tasa de extinción es “10.000 veces más rápida de lo que se considera normal” con la desaparición de “unas 200 especies cada día”.

Más de cien organizaciones en España respaldan la huelga por el clima tras apoyar el manifiesto de los movimientos convocantes como «Juventud por el clima – Fridays For Future (FFF)«, «2020: Rebelión por el Clima«, «Alianza por el Clima» y «Emergencia Climática Ya«.

El documento lo apoyan en España las grandes asociaciones ecologistas como Amigos de la Tierra, Ecologistas en Acción, Greenpeace, SEO/BirdLife, WWF y plataformas como The Climate Reality Project España, además de la Fundación Renovables, Federación española de Ingeniería sin Fronteras, entre otros muchos colectivos.

Incluso los sindicatos instan a unirse a esta huelga:

UGT insta «a toda la sociedad (ciudadanía, todos los actores sociales, ambientales y sindicales) a que se movilice y se sume a la convocatoria de Huelga«.

CCOO también llamará a tomar acciones  e iniciativas en los centros de trabajo, indicando que «la convocatoria de movilización se concretará en una huelga estudiantil y de consumo, así como en acciones e iniciativas en los centros de trabajo y en las calles«.

CGT  ha mostrado su apoyo a la jornada de Huelga Mundial por el Clima realizando «un llamamiento a toda la sociedad para que secunde esta jornada de Huelga Mundial por el Clima e insta a participar en todos los actos organizados para este día en todo el Estado español«.

«Las organizaciones firmantes piden que se declare de manera inmediata la emergencia climática y se tomen las medidas concretas necesarias para reducir rápidamente a cero las emisiones netas de gases de efecto invernadero«, según el manifiesto.

Exigen que «las instituciones, los Estados y las empresas escuchen a la ciudadanía y las organizaciones que exigen un nuevo modelo socioecológico que no comprometa la supervivencia de la vida tal y como se conoce«.

Deja un comentario