Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP, participó en un acto del PP este sábado en A Coruña, desde donde cargó duramente contra la política económica del Gobierno de coalición liderado por Pedro Sánchez. En su discurso, el líder de la oposición llegó a asegurar que “España vive una situación económica crítica” y que “nuestra economía está dando los signos balbuceantes del parón económico”.

“El incremento de los precios está desbocado”, señaló Feijóo, quien asegurando que la inflación en España está “por encima, otra vez, de la media de la UE”. En ese punto se quiso referir a quienes, según su criterios, están sufriendo las consecuencias de la inflación: los que menos tienen.

“Quien peor recibe el incremento de los precios no es los poderosos ni los que más dinero tienen. Son las rentas más modestas, las rentas más bajas, las rentas más débiles», indicó el líder del Partido Popular, que se esplayó señalando su nuevo objetivo político: «Y a las rentas más bajas, las rentas más débiles y las rentas más modestas se debe el PP en toda España. Y el partido trabajará por ellos, que son los que realmente están sufriendo la inflación y los precios”.

Ayuso y la realidad del PP

Estás declaraciones de Feijóo pueden tildarse de hipocritas ya que llegan unos días después de que Isabel Díaz Ayuso, uno de los puntales de su partido, decidiese conceder becas para estudiar en centros privados a familias con ingresos superiores a los 100.000 euros anuales.

Para llevar a cabo esto, el Gobierno de la Comunidad de Madrid modificó los criterios para la concesión de becas, triplicando el umbral de renta familiar, que pasa de 10.000 a 35.913 euros por persona, para optar a una ayuda pública en un centro de enseñanza privado. Si antes una familia de cuatro miembros no podía ingresar más de 40.000 euros al año, ahora puede permitirse el lujo de ganar 143.652 euros anuales.

Las críticas no tardaban en llegar:

«Han convertido las becas, que deben ser un mecanismo de igualdad de oportunidades, en una ayuda para los que no necesitan ayuda. Vergonzoso», denuncia en su cuenta de Twitter Isabel Galvín, secretaria general de Enseñanza del sindicato Comisiones Obreras en Madrid.

«Para que quede claro, aunque les llamen becas, los cheques son universales y es dinero para los ricos. Qué atraco. Pagan a los ricos con el dinero de todos los colegios de ricos donde seleccionan el alumnado y solo admiten a los hijos de los ricos», denunció este jueves Agustín Moreno, portavoz de Educación de Unidas Podemos en la Asamblea de Madrid.

No solo becas

Sin embargo, a pesar de que esta medida del gobierno de Isabel Díaz Ayuso es la más reciente, no es la única que pone en evidencia el hipócrita discurso de Feijóo. En diferentes votaciones y oportunidades de mejora para las clases menos pudientes el PP se puso de lado o se ha mostrado directamente en contra.

Un ejemplo claro de esto ocurrió hace tan solo unas semanas, cuando el Gobierno aprobó un real decreto-ley para reducir el IVA desde el 21% al 10% a los consumidores con una potencia contratada inferior a 10 kW. La medida iba a estar vigente hasta el 31 de diciembre de 2021 “para bajar la factura de la luz de los consumidores”, como recoge Moncloa, pero los 88 diputados del PP votaron en bloque por la abstención, a la que se sumó también Vox.

Llamativo fue también la ofensiva judicial del PP contra el reparto del fondo europeo de recuperación, algo que marcaba un hito político sin parangón en las principales economías europeas. El partido conservador se pasó meses intentando sembrar dudas en Bruselas sobre la calidad del plan español y sobre el buen uso que la administración española hará de los multimillonarios fondos.

Otro ejemplo más lo encontramos en la alianza del Partido Popular con su socio de extrema derecha Vox para votar en Europa en contra de «garantizar salarios mínimos que permitan vivir dignamente» a los trabajadores en febrero de 2021. El Parlamento Europeo aprobaba el texto con el claro título: Reducción de las desigualdades, con especial atención a la pobreza de los trabajadores, en el que se desgranaban problemas comunes de los trabajadores de Europa y se diseñaban y presentan algunas soluciones para el conjunto del continente. La votación se encontró oposición en el PP y Vox, que intentaron a través de enmiendas suprimir algunos puntos y modificar partes de otros.

1 Comentario

DEJA UNA RESPUESTA