El rey se ha reunido este viernes en el Palacio de la Zarzuela con el director ejecutivo de Netflix, Reed Hastings, después de que la multinacional estadounidense de entretenimiento haya abierto en Madrid su primer centro de producción en Europa.

Felipe VI ha recibido a Hastings en el Salón de Audiencias y, a continuación, han mantenido un encuentro en el despacho del jefe del Estado.

Ambos se han saludado con cordialidad y han intercambiado unas palabras mientras posaban ante los medios gráficos.

Hastings ha acudido a Zarzuela acompañado del vicepresidente de Contenidos Originales de Netflix, Francisco Ramos; la de Desarrollo de Negocio para Europa, África y Oriente Medio, Concepción Ferreras, y la jefa de comunicación de la compañía en España, Rut Rey, a quienes el rey también ha saludado.

La audiencia ha tenido lugar después de que Hastings inaugurara ayer, jueves, de manera oficial el complejo de Netflix en la localidad madrileña de Tres Cantos, el primer centro de producción en Europa.

En ese acto, el director ejecutivo de Netflix subrayó el deseo de que la multinacional permanezca en España durante largo plazo.

«Vamos a formar parte del ecosistema creativo español para siempre, no estamos experimentando, nuestra inversión es a largo plazo y estamos aquí para quedarnos», aseguró el cofundador de la compañía, que se puso en servicio en 1995.

La Casa Netflix de Madrid emplea ya a 13.000 personas y la intención es que sean alrededor de 25.000 a final de año.

Desde que empezó su actividad en España en octubre de 2015, la plataforma audiovisual estadounidense ha desarrollado 24 producciones españolas -series y películas- y 40 coproducciones con otros países.

A ellas se unen otras dos nuevas series originales españolas -«El inocente» y «Los favoritos de Midas»-, anunciadas ayer en el acto que protagonizó Hastings.

Netflix tiene 139 millones de suscriptores en todo el mundo -58,5 millones en Estados Unidos-, después de que el pasado año incrementara en 20 millones su número de clientes.