Diseño de Sheila R. Melhem y Javi de Castro

¡A LUCHAR! así comienza nuestra historia, a luchar por demostrar lo que valemos, por superar los mil y un obstáculos que existen en nuestro camino en la infancia, en la adolescencia, en la juventud y en la madurez.

A luchar por seguir siendo nosotras mismas, por perseguir nuestros sueños, por defender nuestro lugar en el colegio, en nuestros estudios, en nuestra profesión, en nuestro trabajo y sobre todo en nuestra vida.

A luchar y esforzarnos el doble para conseguir lo que merecemos, por no perder la esperanza ante injusticias de valoración, representación y promoción que en demasiadas ocasiones sufrimos ante la penalización de la maternidad, de los cuidados y la atención.

Nosotras, somos capaces de trasformar la realidad… ¡Hagámoslo! Diseñemos un mundo en donde seamos iguales, en donde exista una verdadera corresponsabilidad y conciliación entre vida laboral, familiar y personal.

Un espacio en donde no se nos impongan limites, en donde no se nos juzguen continuamente nuestras capacidades y actitudes por ser mujeres, en donde no vivamos bajo la amenaza de estereotipos sexistas y en donde no existan reglas para la igualdad real.

El espacio es nuestro, tenemos la fuerza… ¡Cambiemos el juego!

El 8 de noviembre iniciábamos nuestra campaña #8MSiempre: En casa, en la escuela, en la calle: educación en igualdad. El 8 de diciembre continuábamos reivindicando bien alto que #8MSiempre: Las capacidades profesionales no tienen género. El 8 de enero exigíamos #8MEmpleo digno, equidad en el salario e igualdad en las pensiones.

Y, hoy, continuamos, como el resto de los 365 días del año, apostando y reivindicando el empoderamiento, el talento y la valía de las mujeres.

8 de febrero de 2019

#8MSiempre

#VivasLibresUnidas

#EnClaveVioleta

Vídeo Recomendado:

Deja un comentario