Escrito por Alba Martínez @Albita_m_g

La polémica se ha desatado tras las fotos de la actriz Emma Watson para la revista Vanity Fair. En ellas, la joven aparece en topless con una capa que tapa sus pechos. Por esta razón ha sido acusada de hipócrita en su lucha feminista.

Esto deja claro que el tema del feminismo está de moda dentro de los círculos machistas que no pierden tiempo a la hora de saltar a dar consejos a las mujeres sobre qué es feminismo, porque claro, ellos son los expertos. Eso sin duda es un ejemplo claro de lo que se denomina mansplaining (combinación de man y explain para referirse a los  casos en los cuales los varones intentan explicarle algo a las mujeres de manera condescendiente o paternalista, sin tener en cuenta que ellas pueden saber más sobre el tema que ellos mismos).

La clave aquí está en diferenciar cuándo se utiliza la imagen de la mujer de forma sexualizada para vender algo, y cuándo hablamos de unas fotografías artísticas en las que su protagonista posa porque se siente orgullosa de su cuerpo. Emma Watson no está vendiéndose a sí misma ni a su cuerpo.

¿Por qué se desprestigia a una mujer, sus valores y su lucha sólo por mostrar su feminidad? El hecho de que se critique esta acción dice mucho de la necesidad del feminismo en el mundo. Si algo ha defendido la protagonista es el hecho de  ser iguales y ser tratados como iguales, la libertad de cada persona para expresar su identidad de género como le plazca, sin ser juzgado, sin repercusiones.

Cuantas veces hay que repetir que una mujer declarada feminista no es alguien que odia a los hombres, asexual, que no se depila ni utiliza sujetador y no se maquilla. ¿Qué pasa? que para tomar enserio a una mujer, ¿debe de estar vestida de forma que no se destaquen sus atributos femeninos? Fuera esa idea.

El feminismo y la feminidad no son términos opuestos. La capacidad de elección de una mujer no se debe poner en duda. Y esta elección no está reñida con unas fotos sensuales. La fotografía es arte en una de sus modalidades; quien lo mire como algo sucio, pornográfico o que intenta provocar de alguna manera al sexo masculino, por el simple hecho de tratarse de un cuerpo de mujer, tiene un grave problema.

1 Comentario

Deja un comentario