lunes, octubre 25, 2021
Feministas vascas se solidarizan con las mujeres afganas ante la invasión talibán

Feministas vascas se solidarizan con las mujeres afganas ante la invasión talibán

Euskal Elkartasun Feminista ha movilizado a cientos de personas en Bilbao, Donostia e Iruña para denunciar la invasión talibán en Afganistán y la vulneración de Derechos Humanos de la población, especialmente de niñas y mujeres.

Entre las peticiones de la asociación feminista está el asilo y refugio, tramitación urgente de reagrupación de las familias afganas, corredores seguros para mujeres y niñas, así como una llamada al Gobierno para que presione la reacción de la comunidad internacional ante el asedio talibán. Asimismo, en el manifiesto leído al final de la concentración, han hecho referencia a numerosas prohibiciones que las mujeres afganas deben respetar para no ser azotadas, mutiladas, lapidadas o incluso ejecutadas en público. Algunas de las medidas a las que las afganas se ven sometidas son azotes en público en el caso de no tapar sus tobillos o palizas y abusos hacia las mujeres que no cumplan con las normas de vestimenta impuesta por los talibanes, el burka. Además de una completa restricción a la educación, es decir, las afganas tienen prohibido estudiar en escuelas, universidades o cualquier otro tipo de institución en el que se ejerza la actividad educativa.

Una emergencia feminista

Afganistán se encuentra bajo el control talibán que aboga por un retroceso en los derechos humanos, especialmente en las niñas y mujeres afganas. Sin embargo, por el momento la Unión Europea no está tomando medidas activas para detener el asedio de los extremistas religiosos y devolver el control del país a la población afgana. Así pues, debido a la pasividad de la comunidad internacional, las feministas de Euskal Herria se han organizado ante lo que consideran una “emergencia feminista”. Además, feministas de otras comunidades han realizado manifestaciones con la finalidad de defender las vidas de niñas y mujeres afganas. Una de estas concentraciones tuvo lugar en Barcelona, donde una mujer afgana quemaba el burka que fue obligada a usar antes de huir del horror del control talibán.

Fuente: Ecuadoretxea

DEJA UNA RESPUESTA