Los nazis comenzaron por impedir que los empresarios judíos pudieran ganarse la vida con sus negocios y actividades económicas a principios de los años 30. Era el comienzo de todas las terribles cosas que estaban por venir.

En 1933, había alrededor de 500.000 judíos en Alemania, menos del uno por ciento de la población total. La mayoría de los judíos alemanes estaban orgullosos de su país, que dio al mundo muchos grandes poetas, escritores, músicos y artistas. Más de 100.000 judíos alemanes sirvieron en las filas del ejército alemán en la Primera Guerra Mundial, e incluso muchos recibieron premios por su valentía.

Los judíos ocuparon puestos importantes en el gobierno y enseñaron en las principales universidades de Alemania. De los treinta y ocho premios Nobel otorgados a escritores y científicos alemanes entre 1905 y 1936, catorce estaban en manos de judíos. Los matrimonios entre judíos y no judíos se generalizaron. Aunque los judíos alemanes continuaron experimentando cierta discriminación social y profesional, la mayoría no tenía dudas de que podrían continuar viviendo en este país. Hablaban alemán y llamaban a Alemania su hogar.

Cuando los nazis llegaron al poder, la vida de los judíos alemanes cambió radicalmente. Los portavoces nazis dijeron que el boicot fue un acto de venganza contra judíos alemanes y extranjeros, incluidos periodistas en Estados Unidos e Inglaterra que criticaron al régimen nazi. El día del boicot, los soldados de asalto se alinearon amenazadoramente frente a las tiendas de propiedad judía. Miles de casas y ventanas fueron pintadas con la Estrella de David de seis puntas de color amarillo-negro.

El boicot a nivel nacional no tuvo mucho éxito y duró solo un día, pero marcó el comienzo de una campaña nacional del Partido Nazi contra toda la población judía de Alemania. Una semana después, el gobierno aprobó una ley según la cual solo los arios podían ingresar al servicio civil. Se despidieron a trabajadores del gobierno judío, incluidos profesores de escuelas públicas y universidades.

Empresarios judios

Fechas clave en la escalada nazi contra el comercio de los empresarios judíos

Marzo de 1933: Las SA causan el terror entre los judíos en toda Alemania

Las tropas de asalto de las SA atacan las tiendas de productos manufacturados de propiedad judía en las ciudades alemanas, buscando aislar a los judíos del resto de la sociedad. La policía local, aún no controlada por los nazis, intentó, sin éxito, detener los ataques. Las organizaciones judías internacionales y la prensa comienzan a llamar la atención del público sobre estos ataques y pidiendo un boicot de los productos alemanes. Los nazis respondieron organizando un boicot a nivel nacional de las empresas propiedad de judíos en Alemania, culpándolos del sentimiento anti-alemán en la prensa internacional.

1 de abril de 1933: Boicot nacional a las empresas judías en Alemania

En algunas ciudades, los miembros de las SA marchan por las calles, gritando consignas antijudías y cantando canciones de fiesta. Las fuentes originales de las que emana y reproducimos este artículo de divulgación señalan que en otras ciudades, los boicots fueron acompañados de violencia; e incluso un abogado judío fue asesinado en Kiel. El boicot oficial termina a la medianoche.

7 de abril de 1933: La ley prohíbe a los judíos ingresar al servicio civil 

El gobierno nazi emite una ley que restablece el servicio civil profesional. La ley prohíbe a todos los opositores al Reich nazi, judíos y opositores políticos, ingresar al servicio civil. Los funcionarios públicos deben presentar pruebas documentales de que son arios de tercera generación. Aquellos que no pueden aportar pruebas son despedidos del servicio. Hitler cede a regañadientes a la demanda del presidente Paul von Hindenburg de no despedir a los veteranos de la Primera Guerra Mundial y a aquellos que han perdido a sus parientes cercanos en ella. En las siguientes semanas, se aprueban leyes similares con respecto a los abogados y médicos judíos. 

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.331 suscriptores.

close

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.331 suscriptores.

DEJA UNA RESPUESTA