El eurodiputado de EQUO Florent Marcellesi visitará las provincias de Cádiz y Huelva en los próximos días para abordar distintos asuntos de actualidad y presentar el informe ‘Comer bien para vivir mejor’, una reflexión sobre los impactos de la industria low-cost de carne sobre el clima, la salud y el bienestar animal.

En el mismo -en el que han participado entre otras relevantes organizaciones como Greenpeace, WWF, Ecologistas en Acción, Anima Naturalis, AVATMA, Justicia Alimentaria, CECU, la Red EQUO Derechos Animales o el consejo español de Dietistas y Nutricionistas- se analizan los métodos de producción sostenibles frente a la agroindustria y se ofrecen propuestas alternativas. Marcellesi viene defendiendo desde Europa y en su labor diaria la transición hacia un nuevo modelo agrícola que privilegie la producción ecológica de proteínas vegetales y, dentro de niveles sostenibles, la ganadería extensiva, ecológica y local.

De todo ello hablará en su ‘gira’ por Andalucía, que comenzará este domingo, 15 de julio, en Rota, donde mantendrá un coloquio con la ciudadanía en la sede de ‘Sí se puede’, para proseguir el lunes día 16 en Puerto Real, donde además mostrará su apoyo al proyecto alternativo de las Aletas. El evento será a las 18.00 horas en la Casa de la Juventud, y en el mismo también participarán Juan Manuel Barrios, miembro del colectivo LARS, Plataforma ‘Las Aletas Real y Sostenible’, y Alfredo Charques, concejal de EQUO y candidato a la alcaldía de la formación verde.

Durante la jornada del día 17 de julio el eurodiputado visitará Huelva, donde además de participar en Aracena en una jornada sobre agricultura y ganadería tradicional, en la que presentará el citado informe, acudirá junto a integrantes de EQUO y de la Plataforma Salvemos Doñana a visitar la zona en la que Gas Natural pretende construir un gasoducto.

Marcellesi visitará el espacio natural como antesala de la misión de los europarlamentarios que se producirá en septiembre, y tendrá además la oportunidad de reunirse con miembros de la Plataforma Algarve Libre de Petróleo (PALP), al objeto de conocer de primera mano la problemática de ambas regiones hermanas y trasladar a Europa la urgencia de favorecer una transición energética que permita dejar a un lado los combustible fósiles.

Ambas plataformas reclaman la necesidad de dejar de utilizar zonas del sur de Europa protegidas, como el Algarve o Doñana, como reservas fósiles para la especulación de las grandes compañías energéticas que ocasionan graves impactos en zonas de gran valor ecológico y no generan empleo ni riqueza.

Deja un comentario