«El patrimonio inmobiliario de los catalanes reducirá su valor», augura

BARCELONA, 6 (EUROPA PRESS)

Foment del Treball ha rechazado aprobar en el Parlament la proposición de ley de regulación de los alquileres, una norma que ve inconstitucional y contraria al Estatut, y que considera que «hundirá a medio plazo» el mercado del alquiler.

En un comunicado este domingo, la patronal ha sostenido que «el actual mercado del alquiler no es suficiente y, por lo tanto, se debe ampliar sobre todo la oferta de viviendas asequibles, la gran abandonada desde la crisis del 2008», en lugar de limitar su precio.

También ha criticado que «la inacción de determinadas políticas perjudique el parque de viviendas privadas. La proposición de ley lo hace, y perjudica tanto a los propietarios como a los inquilinos».

Además, Foment asegura que «el patrimonio inmobiliario de los catalanes reducirá su valor» y recuerda que en 2019 ya defendió revertir la política de viviendas para atender a las necesidades sociales.

«No todo vale, ni las finalidades justifican los medios. Democracia y Estado de derecho van de la mano», ha sostenido.

CONSEJO DE GARANTÍAS ESTATUTARIAS

Foment critica que la proposición de ley se tramitará por el procedimiento acelerado de lectura única, «a pesar del dictamen en contra del Consejo de Garantías Estatutarias», que consideró que la regulación caía fuera del ámbito competencial del Parlament por afectar a las bases de las obligaciones contractuales.

Para la patronal, la proposición de ley «vulnera la Constitución y el Estatuto en 18 puntos de su articulado».

LÍMITES AL ALQUILER

Además, prevén una bajada de la oferta «por la dificultad de que los inversores consideren interesante el mercado inmobiliario catalán», lo que supondrá el riesgo de que dejen de invertir en el mercado en un futuro próximo y que los inversores quieran vender sus propiedades inmobiliarias en Catalunya para invertirlas en otros sitios, mantienen.

«Las limitaciones de precios harán que la oferta sea más pequeña, que los posibles inquilinos queden insatisfechos y, por lo tanto, perjudicará a las personas que quieren o solo pueden alquilar», añadiendo diferencias significativas que pueden llevar a mercados opacos que afecten a la recaudación impositiva.

Foment pide no olvidar que «una parte significativa de las viviendas de alquiler» en catalunya corresponden a particulares que verán afectada la renta de su inmueble, y que en muchos casos pueden querer hacer líquida su inversión con la venta de sus patrimonios inmobiliarios.

Let’s block ads! (Why?)