Foro Asturias ha expulsado a su fundador, Francisco Álvarez-Cascos. Lo habían anunciado el pasado 29 de mayo y ayer lo hicieron efectivo. Ha interpuesto, asimismo, una querella contra el que fuera presidente del Principado, vicepresidente del Gobierno y también ministro de Fomento por delitos de apropiación indebida y administración desleal.

Asimismo, la Comisión Directiva de la formación que desde septiembre de 2018 preside Carmen Moriyón ha acordado la expulsión del partido de Cascos. Estas dos actuaciones fueron comunicadas ayer por Foro a Cascos a través de un burofax.

Para la denuncia, Foro Asturias se basa en una auditoría encargada por la dirección, en la que se aprecian «graves irregularidades» en las cuentas de la formación. Ese informe atribuye a Álvarez- Cascos el cobro de un millón en sueldos y otros 230.000 euros en gastos durante ocho años.

Se aportan además una serie de facturas y documentos (sobre adquisición de videojuegos, zapatos para sus hijos o licencias de pesca), con las que desde la formación que preside Moriyón se argumenta la existencia de las presuntas irregularidades contables.

Según sostiene Foro en su querella, Cascos cargó gastos a la formación que fundó «hasta el punto de hacer suyo el dinero del partido». Para ello, según los denunciantes, Cascos se aprovechó de un «control absoluto y férreo del partido en el que, de forma deliberada no nombró tesorero».

Foro sostiene que Cascos «ha costado a Foro casi dos millones» entre salarios, cotizaciones, dietas, gastos irregulares «y contratos con la empresa que compartía con su mujer», Cinqualium S.L. «Unos emolumentos –añade Foro– que no fueron sometidos a la Comisión Directiva del partido», el máximo órgano de gobierno de la formación.