Anoche se llevó a cabo la segunda jornada consecutiva de movilizaciones en rechazo al encarcelamiento del rapero Pablo Hasel.

Según los datos de las autoridades más de 2.000 personas se dieron cita en la capital catalana en pro de la libertad de expresión y así quedó patente desde un principio, cuando se abrió un micrófono para que cualquiera que quisiera pudiera expresarse.

Tras una larga marcha hasta Plaza Urquinaona, ya símbolo de lucha y resistencia de Barcelona, comenzaron a aumentar las tensiones y los encontronazos entre los manifestantes, que no dudaría en comenzar a cargar.

Diversas personas fueron detenidas a lo largo de la noche, según las fuentes oficiales el monto total fue de 10.

A medida que avanzaba la noche la movilización se dispersaba creando diversos puntos incendiarios y barricadas.

Los bomberos, quienes desde sus cuentas en redes expresaron su apoyo a Pablo Hasel, no pudieron evitar el incendio de vehículos y por momentos se temió por las viviendas de calle Balmes, aunque su actuación fue rápida y pronto se controlaron los diversos focos más desestabilizados.

A través de redes sociales, diversas fueron las voces que se alzaron contra la desmedida actuación policial, ya que se reportaron múltiples heridos por balas de foam.

En este sentido cabe destacar la grave situación vivida el día previo, donde una chica de 19 años, tras el impacto de una pelota de goma, ha perdido un ojo.

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.431 suscriptores.

close

Suscríbete al boletín gratuito de Contrainformación y únete a los otros 1.431 suscriptores.

DEJA UNA RESPUESTA