Una imagen de un ave alimentando a su cría con una colilla de cigarro, de Karen Manson, una estadounidense de un condado de Florida, se ha hecho viral al representar el daño, cada vez mayor, que los humanos hacemos a la naturaleza.

«Si fumas, por favor no dejes tus colillas. Es hora de que limpiemos nuestras playas y dejemos de tratarlas como si fueran un cenicero gigante«, escribió Karen en su página de Facebook denunciando que el mal uso de los restos del cigarro.