La Autoridad de la Competencia de Francia ha impuesto una sanción de 500 millones de euros a Google después de considerar que el gigante estadounidense de las búsquedas no había respetado las medidas cautelares ordenadas en 2020 para negociar de buena fe con los editores de noticias un acuerdo para el pago de una compensación por el uso de contenidos.

El organismo también ordenó al gigante estadounidense de internet que presente una oferta de remuneración a los editores y a las agencias de prensa por el uso de sus contenidos protegidos, bajo la amenaza de tener que pagar 900.000 euros por cada día de retraso.

«La sanción de 500 millones de euros tiene en cuenta la excepcional gravedad de los incumplimientos constatados y que el comportamiento de Google ha supuesto retrasar la buena aplicación de la ley sobre los derechos afines», señaló la presidenta de la Autoridad de la Competencia, Isabelle de Silva, en el comunicado que anunció la sanción.

Una ley francesa de 2019 obligaba a las plataformas de internet a negociar de buena fe con los medios de comunicación una compensación por el uso de sus contenidos noticiosos en sus buscadores, protegidos por los llamados derechos afines.

Sin embargo, la Autoridad de la Competencia constató tras una investigación en profundidad que Google «no ha respetado varios requerimientos legales formulados en abril de 2020».

Además, la negociación del gigante de Silicon Valley con los editores y las agencias de prensa «no puede considerarse que haya sido llevada de buena fe», ya que Google les imponía formar parte de un programa denominado Publisher Curated News, con un servicio específico llamado Showcase.

Al hacer eso, agrega, Google «rehusó, como se le había solicitado en varias ocasiones, tener una discusión específica sobre la remuneración debida por el uso actual de los contenidos protegidos por los derechos afines».

Google, decepcionado

“Estamos muy decepcionados con esta resolución; hemos actuado de buena fe durante todo el proceso. La sanción no tiene en cuenta ni nuestros esfuerzos por llegar a un acuerdo, ni la realidad de cómo funcionan las noticias en nuestras plataformas. Hasta la fecha, Google es la única empresa que ha anunciado acuerdos sobre derechos afines», ha reaccionado la empresa tras el anuncio.

«Nuestro objetivo sigue siendo el mismo: alcanzar un acuerdo definitivo para pasar página. Tendremos en cuenta las opiniones de la Autoridad de la Competencia francesa y ajustaremos nuestras ofertas», informó.

Este es el tercer revés que Google recibe en Francia en los últimos meses en forma de sanción millonaria.

La Autoridad de la Competencia le impuso el pasado 6 de junio una multa de 220 millones de euros por abuso de su posición dominante en el mercado de la publicidad en línea.

Esa sanción fue resultado de una negociación con Google, que aceptó los cargos y asumió una serie de compromisos en su política publicitaria.

Y en diciembre pasado, la Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL) de Francia multó a Google con otros 100 millones de euros y a Amazon con 35 millones por sus políticas de «cookies», que se introducían en los ordenadores de sus usuarios con objetivos publicitarios.

Fuente: Agencias, Contrainformación

DEJA UNA RESPUESTA