Por Alba Martínez @Albita_m_g

Hoy, jueves 13 de octubre, Francisco Correa, principal acusado en el caso Gürtel, se ha sentado ante el Tribunal de Justicia.

El acusado ha reconocido todos los delitos por los que está imputado. Más de tres horas de declaraciones donde ha confirmado las mordidas que se llevaba Luís Bárcenas, antiguo gerente y tesorero del Partido Popular. También ha afirmado que éste fue quien le mostró el camino de la financiación ilegal del partido.

Otro de los nombres que ha aparecido durante el juicio ha sido Alfonso García – Pozuelo, antiguo dueño de la Constructora Hispánica. “El tema de García Pozuelo es verdad. Hablamos Bárcenas y yo: tú tienes contactos con empresarios, yo con políticos, vamos a intentar hacer gestiones para cuando salen los concursos públicos de la administración, intentar favorecer o adjudicar a algunos empresarios que luego van a colaborar con el partido. Es verdad que tuve esa relación con Pozuelo. Y es verdad que él me decía que estaba interesado en una carretera. Era una licitación pública. Yo gestionaba con Bárcenas si era posible ese candidato, porque daba unas buenas licitaciones y si se hacía él daba una comisión, yo me quedaba con una parte y otra era para Bárcenas. No era solo con García Pozuelo”, declaraba el empresario.

A pesar de que el asunto de la caja B del PP nacional queda separado de la trama Gürtel y aún no se ha juzgado, el tema ha salido. En las grabaciones que dieron origen al caso, Correa afirma haberle entregado a Bárcenas 1.000 millones de pesetas (6.000 euros) “a Génova y a su casa”. Este dinero al que se refiere, según Correa, es aquel que le ha ahorrado al partido en los costes de la organización de actos y campañas electorales, debido a los bajos costes que le ofrecía su empresa.

En cuanto al marido de Ana Mato, Jesús Sepúlveda, ha sido más contundente. Afirma haberle regalado un coche y prestado servicios para cumpleaños o comunión del niño.

Asímismo, en relación al contrato de basuras de Madrid, realizado por la empresa Sufi,  por el que se pagaron 600 millones de pesetas en mordidas y que así confirmó Rafael Naranjo en su declaración en fase de instrucción, Correa confirma el hecho: “La declaración que oímos el martes de Rafael Naranjo de Sufi es correcto. Él ingresó en Suiza por la adjudicación de este tema del Ayuntamiento. Ingresó una cantidad en mi cuenta y yo la fui retribuyendo a Alberto López Viejo. No de la forma en que viene en el escrito. No se pagaba por los actos de la comunidad, lo fui pagando no por el beneficio de los actos de la Comunidad”.

Correa y el gabinete de Aznar

En sus declaraciones, Francisco Correa asegura que sus relaciones con el PP acaban cuando Mariano Rajoy llega al gobierno. También admite su buena relación con el yerno del ex presidente Aznar. “Era muy amigo mío, hasta el punto de que fui testigo en la boda, lo ha visto toda España”, cuenta el acusado.

Con la llegada de Rajoy al gobierno, Correa comienza a relacionarse más con el PP valenciano. “En el 2004 cesa la relación con el Partido Popular. Sinceramente, porque nosotros trabajábamos con todo el equipo de José María Aznar. Nombran presidente del partido a Mariano Rajoy, Pablo Crespo (considerado el segundo líder de la trama)  no tenía una muy buena relación con Rajoy de Galicia. No teníamos una química. Y luego iniciamos un trabajo en Valencia, con Alvaro Pérez”, ha declarado Correa.

El empresario ha asegurado que el gobierno de Aznar amañó contratos para que el PP cobrara comisiones. Bárcenas y él eran mediadores en contratos para la realización de carreteras, autopistas y obras del AVE de los que se llevaban comisiones del 2 y 3%.

Por último, Francisco Correa le ha dedicado unas palabras a Esperanza Aguirre: “ El origen de Gürtel no es lo que dice Esperanza Aguirre, esta señora está equivocada, el origen sale en Majadahonda, y lo descubre el desgraciado de, el que cae en desgracia, Guillermo Ortega, y ahí nace”. 

 

Deja un comentario