través de una publicación subida por Authentic Facha Hours en twitter, se muestra la doble vara de medir que utiliza paco Marhuenda. En esta ocasión este doble juego se ha visto representado a la hora de hablar del rey emérito o de Podemos.

Por un lado, tras las últimas revelaciones sobre la fortuna secreta Juan Carlos I, Paco Marhuenda, ha exigido a través de una columna de opinión, la presunción de inocencia. Algo extraño, pues la mano del emérito es muy larga y su inocencia queda diluida entre el fondo SSIF, el caso de las cintas de Corinna, el caso de los papeles de Ginebra, testaferros, sociedades pantalla, fundación Lucum, fundación Zagatka o las tarjetas Royal Black.

Sin embargo, el hecho contrasta con su praxis dirigida hacia todo aquellos bulos, que se demostraron judicialmente no ser ciertos, que se difundían contra Podemos y sus integrantes.

Tan solo con leer los titulares el asunto queda claro:

A partir de esta publicación, los tuiteros han recriminado a los diferentes canales televisivos y a sus programas en concreto, la elevada participación y altavoz del que dispone la imparcialidad de Paco Marhuenda.

Cabe recordar, asimismo, que el último ladrillo en el muro del emérito son las últimas investigaciones de la Fiscalía que apuntan a que Juan Carlos I se enriqueció como comisionista internacional.

Marhuenda y la habitual polémica

No es la primera ni la última vez que Marhuenda polemiza y se muestra lejos de esa imparcialidad que requiere la prensa. Una de las más bochornosas escenas protagonizadas por el director de La Razón fue cuando el programa Liarla Pardo dedicó parte de su debate a la jornada laboral.

Antonio Miguel Carmona comentaba que en España se trabaja muy mal. «Aquellos que hemos trabajado en el exterior hemos visto que allí no se trabaja así, Aquí se trabaja fatal. Se echan horas, horas y horas».

En ese momento Paco Marhuenda respondía dejando a todos con la boca abierta: «¿Y en EEUU cuándo se hacen vacaciones?.  «Ahora no hagas un alegato contra las vacaciones», le dijo Cristina Pardo riéndose.

«Lo de este país de un mes de vacaciones es una barbaridad», proseguía el director de La Razón. «¿Pero cómo una barbaridad?, respondía Pardo mientras Carmona decía irónicamente: «¿Pero cómo es posible que la gente se vaya en agosto de vacaciones? !Qué horror!».

Marhuenda

«Así está España de poco competitiva» añadía Marhuenda. «Siempre me ha preocupado que lo que hiciera me gustara. A veces me han ofrecido cosas que hubiera ganado bastante, una vez me ofrecieron ser socio de un despacho de abogados cuando dejé la política y dije que no porque a mí lo que me gusta es el periodismo y la universidad», continuaba.

«Hay mucha gente que no puede acceder a lo que le gusta. No es verdad Paco», le contradijo la presentadora. «La inmensa mayoría de los que nos están viendo trabaja muchas más horas de lo normal, si tiene la suerte de trabajar, en aquello que no les gusta y porque no tienen otro remedio más que echarle horas y horas y horas», manifestaba Carmona.

«Nadie va a negar que trabajar en algo que te gusta desde luego es más fácil que hacerlo en algo que no te gusta pero no todo el mundo puede elegir», añadía Cristina Pardo. Marhuenda respondía a las palabras de Pardo diciendo: «Porque respondemos a estereotipos, es decir, si tu padre es tal tú tienes que ser o quieres que tus padres tal, complacerlos, en lugar de decir pues a mí no me gusta ser biólogo y quiero ser periodista o quiero ser sombrerero».

Marhuenda y la Justicia

En mayo de 2014, Marhuenda fue imputado por haber publicado La Razón las fotos del DNI de veintidós jueces catalanes que firmaron un manifiesto a favor de una consulta sobre la independencia de Cataluña.

Según el juez, estos hechos supondrían un delito contra el derecho a la intimidad y a la propia imagen ya que las fotografías de la base de datos del DNI «no tienen como finalidad la de su publicación».

También el 19 de abril del 2017 fue nuevamente investigado en relación a la Operación Lezo por supuestos delitos de coacción, intimidación y pertenencia a organización criminal.​ Una semana después fue desimputado de tales hechos.

DEJA UNA RESPUESTA