Por Javier Cortines

Ocho monjes del Valle de los Caídos penetraron el domingo en “el recinto sagrado” de la Abadía, cuyo acceso está totalmente prohibido, para intentar robar el cadáver del dictador, ocultarlo en un piso franco, y dar la noticia bomba de que el caudillo había resucitado, ya que hay “pruebas fehacientes”.

Aunque la Guardia Civil les atrapó cuando iban a exhumar el cuerpo (ya estaban con pico y pala en mano) uno de ellos asegura que ha encontrado un manuscrito, firmado por el mismísimo generalísimo, en el que éste afirma que no ha muerto, “que ha tenido una reencarnación masiva en numerosos cuerpos (eclesiásticos, castrenses y civiles) y que seguirá dando guerra durante mucho tiempo”.

Hasta ahora ni el Vaticano ni el Papa Francisco han confirmado ni desmentido ese “hipotético” hallazgo de la misión benedictina, cuyos integrantes afirman que antes de que les pillara la Benemérita «cavando» en las losas de mármol del mausoleo, vieron una cegadora luz de la que salía una atronadora VOX que decía: ¡No os preocupéis! Insisto, “todo está atado y muy atado”.

“Caí de bruces contra el suelo, se hizo una grieta y apareció el manuscrito. Nada más esconderlo bajo la sotana apareció la guardia civil con sus relajantes tricornios”, confesó uno de los monjes convencido de que el Gobierno español va a “cometer un sacrilegio” sacando del recinto “al héroe” que salvó a España del ateísmo, los rojos y el Diablo.

El PSOE ya anunció que la momia de Franco, quien se ha vuelto a poner de actualidad con la película de Amenábar “Mientras dure la guerra”, serán exhumada el próximo jueves, 24 de octubre, a las 10:30, y trasladada en helicóptero al cementerio de Mingorrubio, en El Pardo, donde descansa su viuda Carmen Polo.

Algunos analistas opinan que “la mudanza” se traducirá en más votos a Pedro Sánchez en las elecciones del próximo 10 de noviembre, mientras que otros estiman que tendrá un efecto contrario debido a que los millones de “neofranquistas” que, según el manuscrito son avatares del patriarca, darán su sufragio “al migrante”.

Aún no se ha decidido si el féretro de Franco descenderá hasta el cementerio de Mingorrubio en un paracaídas con el dibujo de la bandera de España o si, para más seguridad, el helicóptero hará un aterrizaje como Dios manda para evitar incidentes como el del Día de la Hispanidad, fecha en la que la enseña nacional quedó enganchada a una farola debido a un golpe de viento.

En el Valle de los Caídos, sito en el municipio de San Lorenzo de El Escorial, a unos sesenta kilómetros de Madrid, se encuentra “la mayor fosa común de España”. El mausoleo se hizo para exaltar a Dios, a la Patria y a Franco, y para recordar “in perpetuum” la victoria de la dictadura militar sobre los republicanos, los rojos y el diablo.

(Está prohibida cualquier reproducción del texto sin autorización de su autor o sin citar fuentes. La omisión de este aviso será perseguida por la legislación vigente u otros cuerpos de seguridad del Estado).

 

 

 

 

Vídeo Recomendado:
mm
Retrato de Javier Cortines realizado por el pintor Eduardo Anievas. Este escriba es el autor de la trilogía "El Robot que amaba a Platón", obra que no gusta nada a las editoriales consagradas al dios tragaperras por su espíritu transgresor y que se puede leer gratis en su blog:nilo-homerico.es/reciente-publicacion., en cuya portada se puede escuchar, además, la canción de Luis Eduardo Aute "Hafa Café".

Deja un comentario