Felipe de Marichalar, Froilán, con 24 años, sigue actuando como el espectro más díscolo y visible de la familia real española, junto a su hermana, Victoria Federica. El hijo de la duquesa de Lugo, la Infanta Elena, podría haberse visto envuelto en una pelea a navajazos el día de Navidad a las puertas de una discoteca del barrio de Salamanca.

El Confidencial ha avanzado que el descendiente de la realeza ha abierto diligencias contra este por un presunto delito. Tres llamadas alertaron a la policía sobre un relato confirmado por el portero de la discoteca, quien expuso que la pelea se habría llevado a cabo debido a unos desperfectos producidos en un coche, en concreto los cuerpos de seguridad encontraron un retrovisor roto.

El mismo portero confirmó que en la pelea estaba Froilán, así como una amiga del ‘Pequeño Nicolás’, Isabel Mateos, conocida por estos como ‘la pechotes’.

El portero indicó a la policía que uno de los amigos del nieto del Rey emérito Juan Carlos había sido herido en el antebrazo y al acudir a los hospitales allí encontraron a Froilán acompañando a su amigo, quien tenía una herida de más de dos centímetros y medio.

“A tenor de estos acontecimientos y, a la espera de que avancen las investigaciones, Froilán podría enfrentarse a un delito de riña tumultuaria, que, según el artículo 154 del Código Penal, puede conllevar una pena de entre tres meses y un año de prisión, o multa de seis a 24 meses”, indican los medios.

DEJA UNA RESPUESTA