Prisioneros palestinos han resultado heridos después de que fuerzas israelíes asaltaran sus celdas en un centro de detención en Cisjordania.

Como informa la Sociedad de Prisioneros Palestinos, las fuerzas israelíes, con perros, entraron y asaltaron las celdas de varios presos palestinos en Ofer, cerca de Ramalá.

La agencia WAFA, ha publicado un artículo donde se explica que los militares israelíes soltaron a los perros, atacaron físicamente a los prisioneros palestinos y utilizaron gas pimienta.

Según el reporte de la agencia han sido decenas los presos palestinos malheridos e incluso alguno de ellos ha presentado dificultades respiratorias graves.

Al respecto Hispan TV, ha informado que «se trata del tercer asalto de este tipo en la prisión de Ofer desde que Davud al-Jatib, un preso palestino de 41 años, muriera porque los responsables de la cárcel se negaran a prestarle asistencia médica tras sufrir un paro cardíaco».

Estos crímenes de lesa humanidad se suman a la gravedad de la situación apercibida tras la detección de distintos brotes de COVID-19 en las cárceles palestinas, que se ve auspiciada debido a las faltas de medidas sanitarias y de higiene.